Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PIDEN MÁS PERSONAL Y MÁS MEDIOS

Nuevas denuncias por la seguridad de los funcionarios en la prisión de Albocàsser

Con patadas, mordiscos y cabezazos el preso acabó hiriendo a los funcionarios que finalmente, pudieron reducirle y aislarlo del resto de reos.

ondacero.es
  Castellón | 16/04/2019
Centro penitenciario de Albocàsser.

Centro penitenciario de Albocàsser. / Onda Cero

Nuevas denuncias por la seguridad de los funcionarios en la prisión de Albocàsser tras las reiteradas agresiones que sufren los trabajadores. Ayer tres empleados resultaron heridos después de que un preso peligroso les golpease. Ante estos hechos, el sindicato ACAIP pide con urgencia responsabilidades al gobierno central y a la propia prisión para contar inmediatamente con más medios y con un aumento de personal.

El delegado sindical, Marcos Álvarez asegura que Albocàsser es una de las prisiones con más alto índice de peligrosidad del territorio nacional. Denuncia que no cuentan con personal suficiente, que no tienen medios y que necesitan con urgencia formación para los empleados.

Pide que se convoquen plazas para aumentar el personal y se lo demanda al gobierno de España. Además, también pide que la propia prisión ponga soluciones para dotar a los funcionarios del material que necesitan.

Además, denuncia que En vez de considerar a los funcionarios “agentes de la autoridad” la Administración penitenciaria ha creado un Protocolo de Agresiones. Asegura que es ficticio y que lejos de buscar soluciones a las peleas para reducirse, se han visto incrementadas de forma notable.

En el suceso de ayer se vieron afectados hasta tres empleados después de que intentasen reducir a un preso que se estaba autolesionando. Con patadas, mordiscos y cabezazos acabó hiriendo a los funcionarios que finalmente, pudieron reducirle y aislarlo del resto de reos.