Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ESTA MADRUGADA HA NEVADO EN MORELLA, BARRACAS Y BENASAL

La nieve llega a la provincia de Castellón

Después de unos días en los que la provincia ha alcanzado temperaturas primaverales. Este fin de semana, y sobre todo esta madrugada ha llegado el momento del trineo a la provincia. Este domingo por la tarde la nieve se ha hecho notar en pueblos del interior, como Morella o Barracas, donde el temporal ha continuado de madrugada. Este lunes, por la mañana, la nieve ha llegado a Benasal. Y se espera que lo haga en otros municipios del interior de la provincia en las próximas horas en cotas superiores a los 900 metros, donde se pueden acumular hasta 10 centímetros. Además se esperan lluvias en toda la provincia.

Onda Cero Castellón | Castellón | 19/01/2015

La Generalitat Valenciana ha activado la alerta naranja por nieve en Castellón. La Dirección general de tráfico recomienda precaución si van a circular por las carreteras, en especial por la CV-13, a la altura de Benasal.

El Consorcio provincial de bomberos de Castellón asegura que el periodo de mayor precipitación se producirá a lo largo de esta mañana. Aconsejan extremar la precaución, tanto en los hogares como si van a conducir y recuerdan que en el resto de la provincia, en los pueblos que no son del interior, la Generalitat ha activado la alerta amarilla.

Esta madrugada se han vivido temperaturas bajo cero en Viver, Jérica, Segorbe, la Jana, Castellfort, San Mateu y Sant Joan de Moró. En Vilafranca el termómetro ha marcado 8 grados bajo cero.

RECOMENDACIONES.

El consorcio provincial de bomberos recomienda evitar salir de casa si hay ventisca y utilizar varias prendas de ropa ligera o accesorios como las manoplas, en lugar de guantes. En lo hogares. Advierte que se debe extremar la precaución con las estufas. Aislar la casa. Utilizar el teléfono solo de forma imprescindible. Desconectar aparatos eléctricos y mantener un grifo abierto para evitar que las tuberías se rompan  por las congelaciones.