Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

NOTICIAS DEL MAR

Cutty Sark, historia de una época de mar

El Cutty Sark, uno de los veleros más emblemáticos de la época de los grandes Clippers, que cruzaban mares y océanos para transportar cargamentos de te y café procedente de China. Un velero, que posiblemente recuerdes, el capitán ruso del Shtandart quiere volver a recuperar con una réplica del original.

ondacero.es | Castellón | 09/05/2018

Cutty Sark

Cutty Sark / ondacero.es

El Cutty Sark fue construido a finales de 1869 para el transporte de mercancía entre Londres y China.

Imagina si era importante este comercio y la mercancía que transportaban, que estos veleros competían entre sí por los mares de medio mundo en una prolongada carrera por llegar antes que los otros a China, cargar sus bodegas y ser los primeros en regresar a Londres. Los primeros que llegaban a puerto vendían más caros los productos que transportaban. Los capitanes competían y recibían recompensas por ello y, en torno a estos barcos se movía todo un mercado de seguros y apuestas.

El Cutty Sark es un velero de tres mástiles de 64,8 metros de eslora, 11 metros de manga, y un calado de 6,4 metros, con un desplazamiento de 2.133 toneladas.

Imagina como era capaz de navegar y cruzar los mares con todo su velamen desplegado…

Era un señor barco en toda regla, que marcó historia y fue capaz de construir su propia leyenda… magia y leyenda hasta en el nombre…

El nombre, Cutty Sark, podría interpretarse como ‘camisa corta’… si, parece un nombre raro para un barco, pero todo tiene su explicación… y en el fondo se tata de una historia romántica, muy acorde con la época en la que se creó.

‘Camisa corta’ o ‘vestido muy corto’, como le diríamos nosotros, era lo que llevaba una bruja que danzaba entre las llamas, según un poema del escocés Rober Burns. Ya se que ese nombre puede no sonarte a nada, pero créeme, es autor de la letra de una de las canciones de despedida anglosajona, que hemos escuchado hasta la saciedad.

En rigor a su nombre, cuando navegaba, el Cutty Sark era también como una bruja provocadora entre las olas del océano, cuya historia seguiré contándote mañana.