El lucrativo negocio del cobre

La Guardia Civil detiene a los autores del robo de las tuberías en más de una docena de viviendas de la Marina Alta

Arrancaban de las fachadas de las viviendas las tuberías de cobre empleadas para el desagüe de aguas pluviales

Pepe Requena

Alicante | 19.10.2020 13:29

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a los presuntos autores de trece delitos de robo en el interior de diversas fincas de la Marina Alta. Algunas de las sustracciones se cometieron mientras los propietarios se encontraban en sus domicilios.

Un repunte significativo de robos en viviendas de la comarca de la Marina Alta, durante el pasado mes de septiembre, puso en alerta a los agentes del Equipo ROCA de la Guardia Civil de Calpe. Los agentes detectaron en varios de los robos que se estaban cometiendo, un mismo modus operandi, así que iniciaron una investigación convencidos de que se trataba en todos los casos de los mismos autores.

Aprovechando la nocturnidad, los autores se colaban en el interior de la finca y arrancaban las canalizaciones de cobre instaladas para el desagüe de aguas pluviales que bajaban por la fachada de la vivienda. Su objetivo eran viviendas unifamiliares en zonas poco pobladas, habitadas generalmente por personas de la tercera edad.

Con los dueños dentro

En algunos de los robos cometidos, los propietarios se encontraban dentro de sus casas cuando ocurrieron los hechos. Si eran sorprendidos, llegaban a saludar a sus víctimas desde el exterior, como si no pasara nada, para disimular. Lo que creó cierta alarma entre los vecinos de las localidades afectadas: Tormos, Sanet y Negrals, Ráfol d’Almunia o Alcalalí.

Una vez arrancadas las tuberías, las cortaban en trozos que permitieran su transporte en los turismos de pequeño tamaño y los vendían en chatarrerías de las localidades de El Vergel y Benissa.

Los arrestados, un hombre y una mujer de 30 años, de nacionalidad española, poseen numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio. Se les imputan 13 delitos de robo. El juez ha ordenado prisión provisional para el hombre y libertad con cargos para la mujer.

El cobre sustraído, que superaba el valor de 5.000 euros, ha sido recuperado y entregado a sus legítimos propietarios. Desde la Guardia Civil han agradecido a los vecinos de la Marina Alta la

confianza depositada en el Equipo ROCA de Calpe, que ha sido el encargado de llevar a cabo esta laboriosa investigación.

Los Equipos ROCA son unidades específicas de la Guardia Civil creados para combatir los delitos contra el patrimonio en las zonas rurales más apartadas de los grandes núcleos de población, garantizando la seguridad de las personas que residen en estos entornos