SE PRESENTARÁ UNA DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

Compromís y PSOE han mantenido una reunión con la Cámara de Comercio para pedir apoyo al Plan Municipal de Salud Mental

Los concejales Rafa Mas - Compromís - y Lara López - PSOE - han mantenido una reunión en la Cámara de Comercio para tratar, presentar y pedir el apoyo de la Cámara de Comercio y su presidente, Carlos Baño, al Plan Municipal de Salud Mental elaborado junto a organizaciones como ADIEM

Isabel Egido

Alicante | 07.11.2022 11:40

Compromís y PSOE han mantenido una reunión en la Cámara de Comercio para pedir el apoyo de la Cámara de Comercio al Plan Municipal de Salud Mental
Compromís y PSOE han mantenido una reunión en la Cámara de Comercio para pedir el apoyo de la Cámara de Comercio al Plan Municipal de Salud Mental | Ondacero.es

En esta línea, el edil Rafa Mas afirma que "la salud mental es un reto de la sociedad actual y debe ser una prioridad en las políticas de salud del equipo de gobierno municipal. Por ello, presentamos una iniciativa para constituir el Consejo Local de Salud y crear un plan municipal de salud mental con tres objetivos principales: la prevención, la promoción de la salud mental y la atención de las personas y familiares de personas con problemas de salud mental, haciendo hincapié en los colectivos más vulnerables como la infancia, adolescencia o las personas sin recursos. Hasta ahora la salud mental no ha sido una prioridad para este gobierno municipal, pero debemos afrontar este problema de manera urgente porque la sociedad así lo requiere".

Por su parte, para la edil socialista Lara López "creemos que el Ayuntamiento tiene una competencia enorme en trabajar para la concienciación social en salud mental. Desmontar estigmas y favorecer la prevención respecto a la salud mental es algo favorable para mejorar la sociedad del futuro. La iniciativa de crear un plan municipal de salud mental ya se está gestionando en muchos municipios, lo que favorece que este colectivo pueda reinsertarse en todos los ámbitos, especialmente el social y laboral".

La declaración institucional aporta datos de la importancia de afrontar la salud mental. La Organización Mundial de la Salud (OMS) concluye que una de cada cuatro personas sufrirá un problema de salud mental a lo largo de su vida. Tres millones de personas han recibido un diagnóstico médico de depresión en España (6,68 % de la población, según el INE). Además, los datos reflejan un claro efecto de género, mostrando las mujeres el doble (9 %) de prevalencia que los varones (4 %) en el sufrimiento de episodios de depresión mayor. En el caso de la prevalencia de suicidio en España, está en 7,9 muertes por cien mil habitantes, lo que la convierte en la primera causa externa de muerte con 3.539 fallecimientos al año (el doble que los accidentes de tráfico que tanto nos preocupan). A partir de los 65 años es la etapa donde se producen más casos (prácticamente la mitad). Sobre esta situación que ya era mala, estas cifras se han disparado con la pandemia COVID-19 y la crisis económica derivada de la misma.

El CIS de febrero de 2021 también ha mostrado datos tan alarmantes como que el 11,7 % de los españoles ha sufrido la muerte de un familiar cercano, un 15 % ha sufrido ataques de ansiedad, un 11 % se ha sentido desesperanzado, un 35 % ha llorado y con frecuencia, un 6,4 % ha acudido a un profesional de salud mental y un 5,8 % toma antidepresivos. La propia ONU el 14 de mayo de 2020 planteó la necesidad de tomar medidas especiales para cuidar la salud mental en el marco de un aumento de los suicidios y abusos de drogas. Se calcula que el costo de un paciente con depresión es de 235 euros por año. Pero el mayor peligro de la depresión es que es un predictor de la probabilidad de suicidio. Frente a estos datos, los problemas de salud mental siguen siendo un tema tabú en el ámbito social y político, ocupando apenas espacio de forma esporádica en los medios de comunicación.

Por todo ello, la declaración tiene como objetivo general, que el Ayuntamiento de Alicante desarrolle un Plan Municipal de Salud Mental y convoque el consejo municipal de salud que se propuso en la subcomisión de Prevención Sanitaria y Convivencia Social, creada en el marco de la Comisión de Recuperación frente al COVID-19, en la que se acordaron 20 medidas, entre ellas la creación de este consejo. De esta manera se analice la situación actual y un plan de prevención e intervención de los colectivos más vulnerables.

Este plan debe abordar: La sensibilización de la población sobre la gravedad del problema, la necesidad de prestar una especial atención a los segmentos de población más vulnerables como son las personas que han padecido COVID-19, personas mayores, infantes, adolescentes, personal sociosanitario o personas con patologías previas de salud mental. Así como la sensibilización social para la reducción del estigma, combatir mitos, publicitar sistemas de ayuda y fomentar así la búsqueda de ayuda del paciente y la detección precoz del problema. Actuar en la prevención de la depresión desde los ámbitos primarios de atención social, dado que es el factor de riesgo más asociado a la conducta de suicidio, especialmente en adolescentes y personas mayores.

Para concluir, la declaración de PSOE y Compromís pretende, entre otros acuerdos, desarrollar un Plan Municipal de Salud Mental para la ciudad de Alicante junto a la convocatoria del Consejo Municipal de Salud, a través del cual se instrumenta la participación de la ciudadanía y sus asociaciones, así como la de las organizaciones representativas de los intereses sociales en el ámbito de la Salud Pública. Además, impulsar políticas de sensibilización y concienciación de la población en materia de salud mental, actuando frente a la discriminación social de las personas que padecen un trastorno mental y de la necesidad de intervenir de forma temprana, efectiva y eficiente antes de la aparición de conductas disruptivas, fomentar programas municipales de atención a las personas afectadas por problemas de salud mental por medio de la creación de grupos de apoyo social coordinados por especialistas para la ayuda al paciente y paliar la carga familiar de los trastornos de larga duración, así como establecer convenios de apoyo con los agentes sociales de la ciudad en este ámbito y adoptar por parte del Ayuntamiento de Alicante el uso de la guía para medios de comunicación con las recomendaciones para informar sobre la salud mental.