Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Han caído varios árboles durante el día

El Retiro permanecerá cerrado hasta el martes por fuertes rachas de viento

El emblemático parque de Madrid, el Parque del Retiro, permanecerá cerrado hasta el martes por las fuertes rachas de viento que azota la capital. Así lo ha anunciado el Ayuntamiento de la capital a través de su cuenta de Twitter.

EFE | Madrid
| 04/01/2016
Parque del Retiro, Madrid

Parque del Retiro, Madrid / Agencia

El Ayuntamiento de Madrid ha cerrado este lunes el Parque del Retiro a las 15.00 horas por el fuerte viento con rachas de hasta 70 kilómetros por hora que azota la capital, según ha informado en su cuenta de Twitter.

El emblemático parque de la capital española, de gestión municipal, permanecerá cerrado por seguridad hasta las 6.00 horas del martes ante el nivel amarillo de alerta por fuertes vientos decretado en la capital y el resto de la Comunidad de Madrid a excepción de la Sierra desde las 13.00 hasta las 19.00 horas de hoy.

El servicio de atención de emergencias en la capital española, Emergencias Madrid, ha realizado hoy una treintena de intervenciones por las fuertes rachas de viento de hasta 70 kilómetros por hora, en su mayoría por caídas de ramas y árboles.

No ha habido ninguna incidencia destacada ni ningún herido durante la mañana por caída de árboles, aunque tres coches sí han sufrido daños, entre ellos uno que estaba aparcado en la calle Alegría de Oria cuando se ha desplomado sobre él la rama de un árbol, han informado a Efe desde Emergencias. La mayoría de las intervenciones se han realizado ante llamadas de alerta por la apariencia de que las ramas de árbol iban a caer sin que se hubiesen desplomado todavía.

Emergencias 112 ha recomendado a los ciudadanos extremar la precaución y eliminar de los balcones y fachadas elementos que puedan caer en la vía pública, y a los viandantes caminar con cuidado y prestar atención a los toldos y las ramas de los árboles, entre otros elementos.

El Ayuntamiento anunció la decisión de cerrar el parque del Retiro ante episodios de fuertes rachas de viento en febrero de este año, bajo el Gobierno de Ana Botella (PP), después de que lo recomendase una comisión de expertos creada tras la caída en el parque de varios árboles y ramas, una de las cuales causó una víctima mortal.

Carlos Álvarez, de 38 años, un sargento condecorado por su participación en misiones militares en Kosovo y Líbano, perdió la vida el 21 de junio de 2014 cuando se encontraba con sus dos hijas pequeñas en el parque de El Retiro y le cayó encima una rama de acacia de varios centenares de kilos de peso.

Apenas veinte días después, el 9 de julio, se desprendía otra rama del tamaño de un árbol en la calle Marqués de la Ensenada, frente a las puertas del Tribunal Supremo, que esta vez no causó daños personales ni materiales.

El 9 de septiembre de ese mismo año se produjo en Madrid una segunda víctima mortal por esta causa cuando un hombre de 72 años que paseaba por el barrio de Santa Eugenia, en Villa de Vallecas, murió cuando le cayó encima la rama de un árbol.

El Ayuntamiento de Madrid constituyó una comisión de expertos para estudiar el umbral de riesgo de los árboles del céntrico parque madrileño, cuyas conclusiones, presentadas en febrero de 2015, no lograron dilucidar por qué se caían.

El informe indicaba que el número de ejemplares con cierto riesgo no son elevados ni desproporcionados en un parque de estas dimensiones y edad y los riesgos eran normales, aunque recomendaron realizar todos los esfuerzos posibles para minimizar el riesgo, dado el uso intensivo del parque.

En el Retiro hay 19.034 arboles de 167 especies diferentes, la mayoría castaños de indias, plátanos de sombras y el llamado árbol del amor. En 2014, hasta el 15 de noviembre, se habían caído o tronchado 29 árboles, y también se troncharon y cayeron 116 ramas, en mayor número falsas acacias. En una primera revisión se evaluaron 4.905 árboles en situación de riesgo y se seleccionaron 814 como prioritarios en la evaluación del riesgo.