CASO MASCARILLAS

¿Quién es quién en el caso de las comisiones millonarias por la compra de mascarillas?

Conoce quiénes son los protagonistas del caso de las comisiones millonarias en la compra de material sanitario defectuoso por parte del Ayuntamiento de Madrid.

ondacero.es

Madrid | 25.04.2022 14:21

EFE
¿Quién es quién en el caso de las comisiones millonarias por la compra de mascarillas? | EFE

Alberto Luceño y Luis Medina se han convertido en dos de los principales protagonistas de la actualidad en España en las últimas semanas. Los empresarios declaran este lunes ante el juez por el cobro de comisiones millonarias por la venta de material sanitario defectuoso al Ayuntamiento de Madrid durante los peores meses de la pandemia.

Las portadas las están protagonizando Luceño y Medina, pero este caso implica a mucha más gente. Te contamos quién es quién en este caso que llega este lunes a los juzgados.

Alberto Luceño

Según la investigación, el empresario Alberto Luceño fue el encargado de negociar con el Ayuntamiento de Madrid los contratos de venta de un millón de mascarillas, guantes y 250.000 pruebas de autodiagnóstico. Luceño se presentó como un empresario experto en importación de productos del mercado asiático y como agente de la empresa malasia EEE, que iba a ser la encargada de realizar la importación.

Se le acusa de inflar el precio de los productos para poder justificar así el cobro de cinco millones de euros en comisiones. Las mascarillas incrementaron su valor un 148%, los guantes eran de poca calidad y sólo 75.000 de los 250.000 tests de autodiagnóstico tenían una sensibilidad aceptable. La Fiscalía Anticorrupción reconoció que "estos precios los fijó Alberto Luceño y los impuso al Ayuntamiento de Madrid, amparándose en su falsa posición de fabricante y agente exclusivo de la compañía vendedora".

El pasado 14 de abril se desvelaron los mensajes de WhatsApp que intercambió con Elena Collado después de que el material defectuoso llegara a los centros sanitarios de la capital de España. Collado hablaba de "guantes de ínfima calidad" y decía que era lo peor que le ha pasado en la vida.

Tras el cobro de estas comisiones, Luceño compró una vivienda en Pozuelo, doce vehículos de lujo y tres relojes Rolex, además de gastar 60.000 euros en una estancia en un hotel de Marbella. Según declaró a la Fiscalía Anticorrupción, los vehículos los compró como forma de inversión por, aproximadamente, la mitad del precio de lo que costaban y aseguró que ya había vendido tres de ellos.

El juez ha bloqueado tres de sus cuentas bancarias y tarjetas por valor de unos 130.000 euros. También ha embargado la vivienda de lujo que compró.

Luis Medina

Luis Medina fue el encargado de poner a Alberto Luceño en contacto con el Ayuntamiento de Madrid. Según reconoció él mismo en su declaración ante el fiscal, jugó un papel de facilitador aprovechando su condición de personaje público y su amistad con un primo del alcalde José Luis Martínez-Almeida. Medina cobró una comisión de un millón de euros por esta gestión.

Anticorrupción alega que, con ese dinero, compró un velero valorado en 325.000 euros y dos bonos de inversión por valor de 200.000 euros cada uno. Días después del cobro de ese dinero lo transfirió a una cuenta bancaria en Países Bajos dejando una de sus cuentas prácticamente vacía y la otra en números rojos. El fiscal le imputó un delito de alzamiento de bienes y le impuso una fianza de 891.000 euros.

El empresario declaró a Anticorrupción que cobró una comisión "dentro de lo normal". También se quejó de que el juez aceptara la presencia del Ayuntamiento de Madrid en la causa en calidad de perjudicado porque "el asunto se dio por concluido y el Ayuntamiento se sintió satisfecho con la solución, por lo que ahora no pueden venir a quejarse de algo que dieron por válido".

Para justificar el cobro de las comisiones millonarias, Medina y Luceño presentaron en sus bancos unos documentos que les designaban como agentes exclusivos de la empresa malasia. Anticorrupción cree que ese documento está falsificado, por lo que imputa a los dos empresarios un posible delito de falsedad en documento mercantil. Las sospechas de la Fiscalía llegan después de conocer que el documento está fechado en "jueves 12 de septiembre de 2018", pero ese día fue, en realidad, miércoles. Además, afirma que la firma de San Chin Choon que aparece en los diferentes documentos no es coincidente.

Carlos Martínez-Almeida

Carlos Martínez-Almeida es el primo del alcalde de Madrid que hizo de enlace entre los empresarios y el Ayuntamiento. El alcalde, por su parte, aseguró que su familiar no conocía a Luis Medina y que fue una conocida común entre su primo y el empresario la que contactó con él para explicarle que Medina tenía interés en trabajar con el Ayuntamiento. Fue entonces cuando, según el regidor, Carlos Martínez-Almeida le facilitó el correo electrónico se facilitaba entonces a todos los que contactaban con el Consistorio para la venta de material sanitario.

José Luis Martínez-Almeida

El alcalde de Madrid se ha visto sacudido por varias polémicas en los últimos meses. Cuando se conoció esta presunta estafa, Martínez-Almeida salió públicamente para confirmar que había hablado por teléfono con Luis Medina después de que éste cerrara el contrato con el Ayuntamiento y le agradeció su donación de 183.000 mascarillas. "Ni le conocía antes ni después he tenido trato", defendía el alcalde.

El alcalde confirmó, además, que el Ayuntamiento se personará en la causa como afectado, y se defendió de las acusaciones de la izquierda, que pedía su dimisión. Martínez-Almeida dice no tener nada que temer de la declaración de Medina y Luceño ante el juez e insiste en que el Consistorio no tiene responsabilidad alguna en el cobro de las comisiones millonarias que se embolsaron ambos. Defiende, además, que si el Fiscal hubiera visto alguna responsabilidad ya le habría llamado a declarar.

Elena Collado

Elena Collado es la coordinadora general de Presupuestos y Recursos Humanos del Área de Gobierno de Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Madrid. Fue directamente con ella con la que negoció Luceño los contratos. Según los mensajes de WhatsApp desvelados en el contexto de la investigación, Collado pidió explicaciones al empresario por la mala calidad de los productos que vieron inflados sus precios para que los empresarios cobraran las altas comisiones.

Ha sido citada el próximo 9 de mayo para declarar como testigo, aunque el PSOE ha pedido al juez que la cite como investigada. Los socialistas ven necesario que se realice una exhaustiva investigación de la participación de Collado en los hechos, pues entró en contradicción con Luis Medina sobre la forma en que éste contactó con el Ayuntamiento.

San Chin Choon

San Chin Choon es el representante de la empresa que vendió el material sanitario al Ayuntamiento de Madrid. Según contó Luceño a su socio, Luis Medina, este empresario iba a cobrar una comisión similar a la de Medina. La Fiscalía Anticorrupción llamó a declarar a San Chin Choon para que explicara los hechos pero las autoridades malasias han contestado que no pueden obligar a declarar al empresario.

El fiscal considera su testimonio como determinante para aclarar cómo se gestó y cómo se negociaron los términos de la operación.