Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

en un comunicado

La Policía Municipal de Madrid asegura que los agentes patrullan con normalidad por Lavapiés

La Policía Municipal de Madrid asegura que los agentes patrullan preventivamente por el barrio de Lavapiés con normalidad, aunque en algunas ocasiones como ayer por la tarde se han dado órdenes diferentes para momentos concretos, y además desde los disturbios de la semana pasada hay un refuerzo de la seguridad.

EFE | Madrid
| 22/03/2018
Heridos tres policías municipales en nuevos disturbios en Lavapiés entre inmigrantes y la policía

Heridos tres policías municipales en nuevos disturbios en Lavapiés entre inmigrantes y la policía / Heridos tres policías municipales en nuevos disturbios en Lavapiés entre inmigrantes y la policía

La dirección del Cuerpo se ha referido así, en un comunicado, a la información difundida por sindicatos policiales que aseguraba que el inspector jefe ordenó ayer verbalmente a los agentes municipales no patrullar de manera preventiva por Lavapiés, y que solo acudan a requerimientos concretos por llamadas de ciudadanos.

"En ningún momento el servicio que presta este Cuerpo en el barrio madrileño de Lavapiés ha tenido modificación alguna con respecto a lo que viene siendo el normal, salvo el refuerzo de la seguridad por los acontecimientos ocurridos en los últimos días", explica el comunicado de la Policía Municipal.

En declaraciones a los periodistas, el delegado madrileño de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha dicho no tener constancia de que se hubiese producido esa orden de no patrullar en Lavapiés.

"No creo que eso haya pasado", ha afirmado, aunque cuando los periodistas han insistido en que los sindicatos afirmaban que se dio esa orden, ha respondido: "Que lo prueben. Normalmente la carga de la prueba es de quien afirma las cosas".

En su comunicado, la Policía Municipal precisa que "se mantiene y siempre se ha mantenido el patrullaje preventivo en la zona, la atención a los requerimientos de todos los vecinos del barrio y la respuesta a todas las llamadas de emergencia".

Y detalla que las órdenes emitidas por el inspector jefe "siempre han sido con carácter operativo circunstancial en momentos concretos, y que en ningún momento esas órdenes han significado paralizar de ninguna forma el normal patrullaje de los agentes".

Fuentes del Cuerpo han precisado a Efe que ayer por la tarde, tras un incidente en el que un hombre fue arrestado tras enfrentarse a unos agentes, se dio orden de intervenir "lo menos posible" durante una manifestación que recorrió el barrio a continuación, para que transcurriese con la mayor normalidad.

La dirección del Cuerpo incide en que, tras los altercados del pasado jueves derivados de la muerte de un mantero senegalés, "los agentes no han dejado en ningún momento de lado sus obligaciones", aún "teniendo serias dificultades para realizar cualquier tipo de intervención en el barrio debido a las falsas informaciones emitidas" sobre su atención al fallecido.

La Policía Municipal ha ofrecido hoy más detalles sobre el suceso de ayer, que se saldó con un detenido y cinco agentes heridos y que comenzó sobre las cinco de la tarde en la Plaza de Lavapiés, cuando unos agentes terminaban de resolver un requerimiento de un ciudadano sobre una reclamación en un local.

Al salir del local los agentes, que habitualmente patrullan por la zona, vieron a un hombre que el día anterior les había amenazado de muerte y que en aquel momento no pudo ser identificado "por motivos de seguridad y aplicando los principios básicos de actuación (congruencia, oportunidad y proporcionalidad)", ya que había muchas

personas.

Ayer, al reconocerle e ir a identificarle, el hombre mostró "una actitud hostil y amenazante", se negó a mostrar su identificación" y pegó puñetazos a los agentes, a uno de los cuales intentó incluso arrebatar el arma.

Esta intervención provocó que un gran número de subsaharianos se congregara en la plaza y lanzara piedras y sillas a los agentes, por lo que pidieron apoyo de otras patrullas.

Precisamente tras este incidente el Sindicato Profesional de Agentes de Movilidad ha remitido una carta a la delegada de Medioambiente y Movilidad, Inés Sabanés, en la que le piden dejar de prestar servicio en Lavapiés hasta que no haya incidentes "por ser un cuerpo uniformado y desarmado, y siendo un claro objetivo vulnerable a posibles actos de violencia".

Tras los altercados del día 15 se les permitió no trabajar allí, pero esa orden "duró escasos días", motivo por el que piden que se tome esta decisión por más tiempo, aclara este sindicato.