Polémica en la nueva ley educativa

Madrid blindará la educación concertada frente a la Ley Celaá

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció esta semana que presentará una ley "sin fisuras" para defender la educación concertada, la libertad de enseñanza en general y, sobre todo, la educación especial.

ondacero.es | Agencias

Madrid | 13.11.2020 17:30

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso | EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció esta semana que presentará una ley para blindar la educación concertada frente a la Ley Celaá, que ha generado polémica en torno a este punto y protestas en este sector educativo.

"Es increíble que tengamos que llegar a este extremo para defender que padres con hijos con discapacidad nos rueguen por ley que protejamos los colegios. Pues en esa batalla también nos verán", afirmó Ayuso.

La presidenta aseveró que la Ley Celaá es "un desastre" que "nuevamente sigue perjudicando" al sistema educativo como, a su juicio, hacen todas las leyes socialistas que se han impuesto "de la misma manera o del mismo rodillo y sin consenso".

"Una ley que va a regalar el aprobado a los estudiantes, cercenando la autoridad del profesorado, es decir, los políticos se van a meter en las aulas para decir a los alumnos que pueden pasar o no de curso sin estar preparados", ha señalado la presidenta.

La Ley Celaá "atenta contra los alumnos con menos recursos"

En su opinión, eso atenta contra los alumnos que tienen menos recursos sociales y económicos a su alcance, y ha señalado que "con esa igualdad a la baja tan pretendida por la izquierda", lo que consiguen es que los niños con grandes capacidades no puedan "crecer en base a su esfuerzo y a su mérito".

También ha dicho Ayuso que la ley atenta contra la inspección e instrucción educativa "de manera que no vamos a poder tener claro que la educación es igual para todos los alumnos en todo el territorio".

En definitiva, ha aseverado que la ley va "exactamente en la dirección opuesta de lo que puede necesitar un alumno para su formación", además de contra la libertad de las familias para elegir el tipo de educación y centro para sus hijos.

Para Ayuso, al querer acabar con la educación especial, el Gobierno trata de "forzar a una inclusión falsa y maniquea, que no se consigue siempre para todos los niños de las mismas maneras", y es por ello, según la presidenta, que "tienen a pie de guerra" en la calle a "tantas familias necesitadas y con hijos con discapacidades".