"Pá comerse Madrid" con Isabel Aires

Madrileñeando comidas experienciales

Me encanta la palabra que ahora se está usando mucho de madrileñear. Y es que, quizás, a veces no nos damos cuenta de la cantidad de opciones de ocio tan estupendas que tenemos en Madrid, por supuesto siempre cumpliendo las medidas de seguridad. Ayudan a evadirnos un poco del trabajo diario, de la situación que estamos viviendo, etc… Así que hoy nos vamos a restaurantes donde además de comer, cenar o tomar un coctel, podremos disfrutar de alguna actividad que amenice el momento.

Isabel Aires

Madrid | 16.04.2021 14:20

Nos vamos a ir primero a las alturas, a La Terraza del Santo Domingo (https://laterrazadelsantodomingo.es/es) en el hotel del mismo nombre, a la 7ª panta donde se ubica esta magnífica y céntrica azotea de la que disfrutar desde ya del sol de primavera. Todas las semanas tenemos una cita a las 19:00 h, con los ‘Martes de monólogos’. Serán actuaciones de cerca de 1 hora con monologuistas amateur que harán disfrutar a cualquier persona que acuda a la terraza ese día mientras se toma un cóctel con vistas de 360º a la capital con el impresionante jardín colgante y el mejor atardecer o disfrutar de su rica gastronomía, variada y a buen precio. La Ensaladilla de langostinos, una Fritura de tallarines de calamar a la andaluza y alioli de cebollino, su Hamburguesa de costillar a baja temperatura, serán sin duda una gran compañía para el buen humor. El precio medio es de 25 €. Las reservas de comida o cena incluyen 2 horas de estacionamiento gratuito en el parking del hotel, por lo que está más que amortizado.

Nos vamos a un sitio que bien podría ser un clandestino o speakeasy, La Mentira (https://www.lamentiramadrid.com/), en la calle Almagro, un restaurante que se ha puesto muy de moda desde que abrió en noviembre. Podríamos decir que ya en si el local es un espectáculo: un neón invita a bajar las escaleras y adentrarse en un cielo o en un infierno, y esto tiene su sentido, porque nada más bajar, es obligado hacerse foto en una divertida pared donde puedes elegir convertirte en ángel o demonio… Parece un elegante y barroco club inglés, con una decoración muy años 20. En los cuartos de baño puedes encender la luz ‘normal’ o elegirlas con efecto tipo discoteca. Y metidos en materia de espectáculos, los miércoles, el reconocido DJ Jorge Bárcenas que en circunstancias normales nos haría levantarnos de nuestro asiento para ponernos a bailar. Y los jueves hay magia de cerca, de la mano del gran mago Profesor Macfer. Y mientras, nada como comer o cenar algunas de sus cositas ricas, como ‘El tostón’, que es un ceviche de lubina sobre tortilla de maíz crujiente y crema de aguacate, o unas ‘dyozas’ (en vez de gyozas) ya que son de pato y llevan una reducción de caldo de cocido madrileño, o unas ‘Curry-lleras’, que son Carrilleras de solomillo ibérico al curry verde. El precio medio es de 35€ y los espectáculos están incluidos en la consumición.

Y ahora vamos a disfrutar de un clásico, ubicado cerca de Bárbara de Braganza, La Castafiore (http://lacastafiore.net/), un restaurante temático muy especial. Tan especial, como que el camarero que te ha servido el vino, entone de pronto un “Nessum Dorma”, haciéndote creer que te canta Pavaroti al oído. Sus cenas con ópera o zarzuela son increíbles, porque además la cercanía, el trato y la alegría contagiosa de los cantantes / camareros que consiguen que te sientas muy a gusto y feliz en un ambiente totalmente propicio para dar una sorpresa a un ser querido amante de la música clásica, Hay varios menús, como el Verdi por 35 €, o un Puccini por 40 y el especial de 50€. Hasta sus menús son divertidos, ya que tienen nombres como los entrantes que les llaman ‘obertura’, con por ejemplo un carpaccio de lomo de wyagu en vinagreta de lima, un ‘acto primero’ con por ejemplo un pastel de txangurro, un ‘segundo acto’ con un bacalao al pilpil o un solomillo de añojo a la parrilla, y un ‘acto tercero’ con una tarta tatin con nata templada.

LO MÁS