Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

30ytantos de cabeza

30ytantos de cabeza


Hoy en el 30ytantos hablamos de la higiene y la cosmética de la melena, algo fundamental para que no nos ponga años de más.

Pepa GEa | Madrid | 15/06/2012

Champú de caballo

Champú de caballo / Agencias

Hidratación y nutrición es lo que necesita nuestra cabeza, ya que es una continuación de la piel de nuestro cuerpo. Posee el mismo manto ácido protector y sus alteraciones dan lugar a un pelo grasiento, seco o con caspa. Así que para que no ocurra, el champú debe tener el mismo pH que nuestra piel, 5.5.

Pero además del pH neutro alguna vez te has preguntado ¿que ingredientes lleva un champú?- Sobre todo lleva surfantantes, perfumes, parabenos, conservantes, vitaminas… Como dice Elio Estévez experto en comunicación científica de Pantene el que no lleve un ingrediente u otro es una opción, pero por ello no son mas seguros ya que en ocasiones se sustituyen por otros igual o mas peligrosos.

La palabra champú proviene del inglés shampoo que significa masajear. En el siglo XVIII los peluqueros lo hacían hirviendo jabón en agua al que añadían hierbas aromáticas, en Indonesia, en cambio, los hacían con cáscara y paja de arroz que quemaban hasta hacer cenizas. Ese jabón, en los champús modernos fue sustituido por limpiadores llamados surfactantes que hacen espuma en cualquier tipo de agua y se enjuaga fácilmente.

La evolución de los productos de higiene capilar ha sido impresionante en los últimos años y ya poco tienen que ver con aquellas formulaciones que solamente limpiaban el cabello. Después de la II Guerra Mundial se incorporan las vitaminas y desde hace una década se empiezan a incluir las dimeticonas. Un compuesto de silicona, de alto peso molecular que suaviza el cabello pero que lo apelmaza. Estos acondicionadores también han evolucionado y últimamente se han incorporado a los champús nuevos ingredientes como algunos tipos de celulosa cuyo peso molecular permite mantener el volumen.

Los avances científicos han hecho que sea el producto el que se adapte a las condiciones de tu pelo y no al revés como antes. Pero ¿cómo diferenciar un buen champú de otro que no lo es? – Muy fácil. Descartando los productos milagros,  como el champú de caballo, que promete resultados que no se pueden demostrar y que puede contener insecticidas. Y confiando en las marcas y los productos que tienen innovación. Detrás de ese I+D hay muchos dermatólogos, tricólogos… que trabajan para ofrecer un producto seguro y eficaz.

Firmas con muchos años de estudios y experiencia, para las que cada vez es más importante que los productos capilares cuiden nuestro pelo y también del medio ambiente.

Dentro de lo mas “verde” que hay en el mercado está Davines. Una firma italiana cuyos productos intentan tener el mayor numero de ingredientes naturales, no en vano tienen aspecto de formulas magistrales.  En su packaging no hay colas, ni barnices ni pinturas. Y en sus tintes permanentes, el mas difícil todavía, no hay amoniacos. Como sabes, los tintes permanentes tienen compuestos orgánicos y sintéticos. Hasta hace poco necesitaban del amoníaco para abrir la cutícula del pelo y fijar el color, provocando daños en la cutícula capilar. Ahora ya no. Los hay sin y con los mismos resultados. Y eso solo lo vas a saber preguntando.  Asegúrate de que no posee PPD, un colorante causante de la mayoría de las reacciones alérgicas graves. No utilices tinte capilar si tienes el cuero cabelludo sensible, irritado o dañado. Si alguna vez después de la coloración, has tenido alguna reacción. Y, esto es muy importante, si te has hecho un tatuaje de esos de Henna negra, que tanto se hacen en verano y se te ha irritado la zona. Esa Henna contiene PPD y cuando te vayas a teñir te puede dar una reacción alérgica muy grave.

Tanto para el tinte como para el tattoo ve a sitios autorizados y no te cortes a la hora de preguntar si son seguros.

Mil besos