Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CENTRO PIONERO EN ESPAÑA

Madrid crea el primer centro para tratar adolescentes adictos a las nuevas tecnologías

La Comunidad de Madrid tendrá desde enero un centro pionero para tratar la adicción de los adolescentes a las tecnologías, en el que los jóvenes de 12 a 17 años y sus familias serán asesorados o recibirán terapia con especialistas para abordar el uso inadecuado o abuso de móviles, internet o videoconsolas.

EFE | Madrid
| 19/09/2017
Chico con un smartphone

Chico con un smartphone / Sinc

La presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha anunciado la puesta en marcha de este centro, que contará con un presupuesto inicial de 330.323 euros y que tendrá seis terapeutas y un coordinador, aunque la plantilla y los horarios de funcionamiento se modificarán en función de la demanda.

Cifuentes ha explicado que el uso abusivo de las nuevas tecnologías puede tener "consecuencias muy negativas, sobre todo para los adolescentes", con efectos como el aislamiento social, el bajo rendimiento académico, la suplantación o pérdida de identidad, contacto de riesgo con desconocidos, acceso a contenidos inapropiados o problemas como el ciberbulling, sexting y grooming.

Para tratar esta adicción, la Comunidad quiere crear este centro especializado, "pionero" en España, según la presidenta, en el que se ofrecerá un servicio de asesoramiento, prevención e intervención psicopedagógica a través de técnicas de terapia grupal combinada con sesiones individuales de evaluación y atención específica, además de actividades formativas y divulgativas.

Los potenciales usuarios del centro serán los adolescentes de 12 a 17 años -y sus familias- que hagan un uso inadecuado o abusivo de estas herramientas, y que residan en alguno de los municipios de la Comunidad.

En concreto, en el centro se desarrollarán procedimientos de terapia grupal con un mínimo de cinco miembros y un máximo de quince, con una periodicidad mínima semanal, acompañada por el seguimiento individualizado de la intervención con cada adolescente y complementada con la celebración de sesiones con la familia.

Durante la terapia grupal se trabajará el área comportamental (horarios, sueño, afectivo/emocional, miedos o complejos), el área cognitiva (toma de decisiones, conflictos o valores) y el área social (identidad social, grupos de referencia, estereotipos o prejuicios).

De momento el objetivo es "que eche a andar" una iniciativa que, según ha dicho, también quieren poner en marcha otras comunidades autónomas y el Estado. "Se trata de un programa piloto, experimental, y estamos convencidos de que va a tener éxito, va a cubrir un vacío y permitirá que, con la experiencia, se pueda llegar más jóvenes", ha insistido la presidenta.