ALERTA POR FRÍO

Día de Reyes bajo cero con temperaturas mínimas de -3,8ºC

Este jueves los termómetros se desplomarán hasta los -3,8ºC en la Comunidad de Madrid. Así, la Dirección General de Salud Pública madrileña ha activado la primera alerta por frío de la temporada.

ondacero.es

Madrid | 04.01.2022 14:55

La nieve afecta a la Sierra de Madrid
La nieve afecta a la Sierra de Madrid |

Este martes la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha activado la primera alerta por frío de la temporada debido a que el jueves se espera una temperatura media de -3,8ºC.

Se estima que los termómetros pasarán de los -0,6ºC del miércoles a los -3,8ºC del jueves, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y en función de la media de las temperaturas mínimas previstas en los observatorios de Barajas, Cuatro Vientos, Getafe y Retiro. Si bien el viernes ascenderán de nuevo hasta -1,8 ºC.

Plan de Vigilancia y Control de los Efectos del Frío en la Salud

El pasado 1 de diciembre de 2021 se activó el Plan de Vigilancia y Control de los Efectos del Frío en la Salud que permanecerá vigente hasta el 31 de marzo de 2022, con el objetivo de reducir la morbimortalidad asociada a las bajas temperaturas que agravan las enfermedades que afectan al corazón y a los pulmones, y favorecen los resfriados, las infecciones bronquiales y la gripe, entre otras.

Las alertas se activan cuando la temperatura prevista para al menos uno de los próximos tres días es inferior a -2ºC. Así, la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid recomienda mantener un buen aislamiento en los hogares con temperaturas entre los 20 y 22ºC, abrigarse de forma adecuada, y evitar estar quieto durante mucho tiempo. Además, pide precaución sobre el uso de las estufas de leña y de gas, evitar el consumo excesivo de alcohol, y que las persones mayores extremen la precaución al salir a la calle si se producen heladas.

Además recuerda que las personas mayores con dolencias crónicas (cardíacas, respiratorias, etc), los bebés y las personas sin hogar son particularmente vulnerables a los efectos del frío.