Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En Soto del Real | El alcalde lamenta el espectáculo

Comentarios machistas y homófobos en una batalla de gallos entre raperos en horario infantil

El alcalde socialista de Soto del Real, Juan Lobato, ha lamentado la actuación de los raperos que tuvo lugar durante la celebración del Día del Libro en la Plaza de la Villa. Ante la indignación de padres y madres por suceder en horario infantil, dos raperos ponían en escena una batalla de gallos en la que esta vez se hacía alusión al sexo con comentarios soeces, machistas e, incluso, homófobos.

Raquel García / ondacero.es |  Madrid |  Actualizado el 16/07/2018 a las 19:17 horas

Lobato asegura que desde el Ayuntamiento se les puso como condición que "la temática fuera Cervantes, la poesía, los libros y la filosofía". Pero como bien ha asegurado el edil, "algunos de ellos hicieron caso omiso e ignoraron los temas centrales del concierto".

Las reacciones de la oposición en el Ayuntamiento de Soto del Real, no se han hecho esperar. La portavoz del Partido Popular, Encarnación Rivero, ha definido el espectáculo como algo "vejatorio contra la mujer y con un lenguaje muy machista". Además, Rivero lo ha comparado con el caso de los Titiritero.

El portavoz de Ciudadanos, Sergio Luna, ha opinado que "este espectáculo bochornosos no tiene cabida en ningún lugar", pero "mucho menos en la tarde en la que se celebra el Día del Libro con muchos niños presentes".

El Ayuntamiento de Soto del Real ya ha emitido un comunicado pidiendo disculpas por lo ocurrido. En este sentido, el alcalde ha querido recordar que en el verano del 2009 actuó este grupo de jóvenes raperos y que usaron "el mismo tono y contenido soez e hicieron menciones sobre Irene Villa". En aquel año era el PP el que gobernaba en el municipio y según, Lobato, "nadie pidió disculpas".