Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EGÚN INFORMA LA DIRECCIÓN DEL COLEGIO

Archivan por segunda vez el caso del menor que se suicidó en Leganés

El centro Nuestra Señora de los Ángeles de Leganés ha explicado que el juzgado ha dictado auto de sobreseimiento "tras investigar las diversas circunstancias que pudieran haber provocado el suicidio". El portavoz de la familia ha asegurado que no han recibido el auto de sobreseimiento del caso y además se ha sorprendido porque "hay dos recursos, uno de la familia y otro del colegio"

EFE | Madrid
| 29/02/2016
Carta que el niño de 11 años Diego González dejó a sus padres antes de suicidarse

Carta que el niño de 11 años Diego González dejó a sus padres antes de suicidarse / elmundo.es

El Juzgado de Instrucción número 1 de Leganés ha archivado por segunda vez el caso del menor que se suicidó el pasado mes de octubre en esta localidad madrileña por un presunto caso de acoso escolar ocurrido en el centro Nuestra Señora de los Ángeles, según ha informado la dirección del colegio.

En una nota de prensa, ha explicado que el juzgado ha dictado auto de sobreseimiento "tras investigar las diversas circunstancias que pudieran haber influido, motivado o provocado el suicidio".

Los hechos ocurrieron el pasado 14 de octubre, cuando el menor de once años, llamado Diego, se suicidó tirándose por la ventana de su vivienda, en un quinto piso de un inmueble de Leganés.La policía recogió una carta en la casa del niño en la que éste les decía a sus padres que no aguantaba ir al colegio y que no había "otra manera para no ir".

La dirección del centro concertado, ubicado en el barrio de Villaverde y que depende de la orden religiosa de los Mercedarios Descalzos, ha comentado que respeta el derecho de las partes a recurrir la resolución judicial y ha expresado el "dolor" provocado por la muerte del menor.

Sin embargo, ha subrayado que "el daño sufrido por todos es irreparable, más allá de que el Juzgado haya archivado la causa por segunda vez". "El derecho a la presunción de inocencia y al honor de las personas, así como los derechos de los menores, no pueden ser meras formulaciones teóricas, sino que deben ser observados como los derechos fundamentales que son", ha indicado.

Por ello, ha rogado que en el tratamiento de la noticia se respeten los derechos de los menores que acuden a este colegio, de sus familias, así como del profesorado y de la comunidad religiosa titular del mismo. "Desde nuestra comunidad educativa hemos observado con profunda preocupación e impotencia, indefensos, cómo desde determinados medios se vertían, no ya insinuaciones, sino graves acusaciones hacia nuestro colegio", ha manifestado.

En ese sentido, ha sostenido que "han sido muchos los niños que han visto alterada su vida, y se han sentido intimidados, atemorizados y acusados durante este tiempo".