ACTUALIDAD

Suspendido de empleo y sueldo un agente de la Guardia Urbana de Tarragona por acosar a una mujer

La mujer no puso denuncia, pero comunicó lo sucedido a los superiores del agente.

ondacero.es

Madrid | 11.08.2022 16:56

Agentes de la Guardia Urbana
Agentes de la Guardia Urbana | EFE

Un agente de la Guardia Urbana de Tarragona está suspendido de empleo y sueldo por, presuntamente, haber acosado a una mujer pidiéndole su número de teléfono a cambio de perdonarle una multa, según fuentes municipales.

El agente de la Guardia Urbana está sancionado con una suspensión de empleo y sueldo durante un año, cuatro meses y dieciocho días, aunque el implicado ha pedido una suspensión cautelar de esta sanción. La víctima del acoso no ha presentado ninguna denuncia, pero sí informó a un mando del cuerpo municipal de que un agente le pidió su número de teléfono móvil a cambio de perdonarle una multa de tráfico.

Los hechos, según avanza hoy el Diari de Tarragona y han confirmado fuentes municipales y policiales, se remontan al verano del año pasado por una infracción de tráfico en el barrio tarraconense de Sant Pere i Sant Pau.

Una vez conocidos los hechos, la Guardia Urbana abrió un expediente disciplinario al agente implicado y, finalmente, le ha sancionado con la suspensión de empleo y sueldo. Sin embargo, el agente está de baja desde hace más de un año y la sanción, de la que ha pedido la suspensión cautelar, no empezará a aplicarse hasta su reincorporación al servicio.

Barcelona activa a la Guardia Urbana contra pinchazos en discotecas

Barcelona activa también a la Guardia Urbana para atajar el fenómeno de los pinchazos a mujeres en las discotecas. El ayuntamiento ha emitido una orden operativa para los 3.000 policías que recoge el protocolo publicado por la Generalitat de Cataluña y fija la actuación del cuerpo municipal de seguridad.

La hoja operativa fija tres posibles escenarios para intervenir tras el pinchazo a una mujer en el ocio nocturno, correspondientes a otras tantas posibles situaciones: ataque con agresión sexual o robo posterior y autor, con agresión pero sin autor y sin agresión ni autor.

En cualquier caso la Jefatura de la Urbana pide especial esmero en manejo de pruebas para poder sustanciar el ilícito penal, y asegurar la protección de la víctima.