Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JUEVES 12 FEBRERO

La crisis reduce a la mitad el número de prostitutas en la capital

Unas 200 personas ejercen la prostitución en Valladolid, sobre todo en pisos y bares de alterne, según un estudio de ACLAD. Una veintena lo hacen en la carretera de Renedo. El perfil es el de una mujer de 35 años, extranjera, rumana y en situación legal.

Marina Muñoz De Juana | Valladolid | Actualizado el 18/07/2018 a las 12:58 horas

LOGO ACLAD

LOGO ACLAD / WEB ACLAD

200 personas ejercen la prostitución hoy día en Valladolid capital. Son casi la mitad que hace ocho años, debido a la crisis, que ha hecho disminuir los clientes y los locales en los que trabajar. Es una de las conclusiones del informe elaborado por ACLAD, del que también se desprende que el perfil habitual es el de una mujer de 35 años, con hijos, extranjera y con papeles, como explica Manuel Martín, técnico de esta ONG.

En 2006, una prostituta cobraba algo más de 50 euros por servicio y hacía cinco al día. Hoy, la tarifa es de unos 30, y no suele haber más de tres clientes por jornada. Casi el 40% de ellos se niega a usar preservativo. Son alarmantes también los elevados datos relativos a la violencia sufrida por estas mujeres, tanto en pareja como durante su trabajo diario.

El 70% de las prostitutas de Valladolid dejarían la profesión si sus condiciones económicas lo permitiesen. Además, el 60% no pensaba dedicarse a ello al llegar a España. Entre ellas es elevado el consumo de alcohol, cannabis y cocaína. Además, presentan problemas psicológicos derivados de ocultar su condición a familia y amigos.

Protestas vecinales

La gran mayoría de las mujeres se prostituyen en pisos o clubes de alterne, pero hay alrededor de 20 que lo hacen en la carretera de Renedo, y afirman que se sienten inseguras. Tampoco están a gusto con la situación los vecinos de Los Santos Pilarica, que denuncian que ni el ayuntamiento ni la Subdelegación del Gobierno han hecho caso a sus frecuentes demandas de una mayor seguridad ante las situaciones violentas que a veces se ven en el barrio.