Coronavirus

Francisco Igea: "No hay razón para sembrar el pánico"

La Junta detecta un descenso de la incidencia en Ávila y cree que podría alcanzarse en breve la "meseta".

Onda Cero Palencia

Palencia | 30.11.2021 18:59

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea.
El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea. | EFE

(ICAL) El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, hizo hoy un llamamiento a la sociedad a mantener la "calma" porque insistió en que "no hay razón para sembrar el pánico" con la aparición de la nueva variante Ómicron, de la que no se ha confirmado ningún caso en Castilla y León, si bien se estudia un caso sospechoso.

En una comparecencia junto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, Igea instó a los ciudadanos a mantener las medidas actuales de uso de la mascarilla y de evitar situaciones de riesgo, pero insistió en que se debe mantener la "calma", porque indicó que ésta no es la primera variante que se detecta en esta pandemia.

"Tenemos que estar atentos, ser responsables, pero también que intentar mantener la calma", afirmó el vicepresidente porque se desconocen, dijo, las características de la nueva variante sobre la letalidad, la gravedad de la enfermedad, así como sobre si supone por sus mutaciones un escape vacunal. Además, destacó más del 90 por ciento de la población diana de la Comunidad está vacunada y más del 82 por ciento del total.

De la misma forma, Igea señaló que han detectado que la curva empieza a descender en la provincia de Ávila, que era la que tenía "más incidencia", porque han visto que había "dos días de frenada" e incluso un "ligero descenso". "No sabemos cuánto va a durar la curva", dijo porque el escenario va cambiando y en cada oleada ha sido "distinto".

De esta forma, el vicepresidente señaló que es posible que la Comunidad se acerque del pico de la curva, si bien apuntó que no saben cuándo se va a producir, ante dos periodos de "intenso contacto" y "movilidad", como el puente de la Constitución y la Inmaculada y la Navidad.

Al respecto, la consejera señaló que la situación de la UCI es de "riesgo bajo", con un 9,97 por ciento de ocupación, cerca del diez por ciento y, por tanto, del riesgo "bajo". Al respecto, señaló que Castilla y León actúa como un área única, como un "único" y "grandísimo" centro, que gestiona el comité de coordinadores clínicos y consejo de dirección.

"La tensión es asumible", recalcó Verónica Casado, porque recordó que la Comunidad tiene a 269 pacientes con COVID confirmado ingresados en los hospitales, de los que 232 están en planta y 37 en la UCI. Al respecto, precisó que en anteriores olas, sin la vacunación, el impacto de la incidencia actual "no tenía nada que ver".

No obstante, la titular de Sanidad reconoció que este incremento de la incidencia y la hospitalización por el coronavirus se produce en un momento en el que se trataba de recuperar la normalidad en el sistema sanitario y hacer frente a las listas de espera.