CORONAVIRUS

Castilla y León endurece las restricciones y cierra el interior de la hostelería en 21 municipios

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha acordado este lunes el cierre del interior de la hostelería desde mañana en 21 municipios de siete provincias de la comunidad tras la Semana Santa.

ondacero.es

Madrid | 05.04.2021 12:33

 La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado
La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado | EFE

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha acordado este lunes el cierre del interior de la hostelería desde mañana en 21 municipios de siete provincias de la comunidad, como ha detallado el portavoz de la Junta, Francisco Igea.

Esta medida obedece al acuerdo cerrado en el Consejo Interterritorial que establecía el cierre del interior de los establecimientos de hostelería y de las casas de apuestas en aquellas localidades donde la incidencia acumulada supere los 150 casos por cada 100.000 habitantes.

Interior de la hostelería cerrada en 5 capitales y 16 municipios

Las capitales en las que no se podrá abrir el interior serán Burgos, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid.

En concreto, en Burgos se prohibirá la apertura del interior de establecimientos en Burgos capital, Miranda de Ebro, Medina de Pomar y Brivriesca; en Palencia también en la capital, en Aguilar de Campoo, en Villamuriel de Cerrato, Cervera de Pisuerga, Venta de Baños; dos leoneses, Villablino y La Pola de Gordón; en Salamanca en Carbajosa de la Sagrada, en Santa Marta de Tormes y Villamayor; en Segovia en la capital, Riaza y en El Espinar; en Valladolid capital y Tudela de Duero y, por último, en Soria capital y El Burgo de Osma.

Restricciones en Castilla y León

Hasta ahora, las restricciones en Castilla y León eran las siguientes:

Horario de toque de queda y cierre perimetral

El toque de queda en la comunidad seguirá entrando en vigor a las 22:00 de la noche, hasta las 06:00 de la mañana.

La Junta de Castilla y León mantiene el cierre perimetral de la comunidad autónoma. La Delegación del Gobierno ha advertido de que se reforzarán los controles durante los días de Semana Santa.

Límite de aforos y reuniones en lugares privados y públicos

Se limitan las reuniones de grupos en espacios públicos, ya sean estos abiertos o cerrados, a un máximo de cuatro personas, salvo que se trate de convivientes; en espacios privados, las reuniones se limitarán únicamente a convivientes.

Aforo en centros comerciales y actividades deportivas

El aforo en centros comerciales como en establecimientos y locales comerciales minoristas será de de un tercio y se debe respetar el horario del toque de queda establecido. Si los centros comerciales disponen de varias plantas el aforo será de un tercio por planta.

El aforo para el deporte en instalaciones deportivas convencionales y centros deportivos que no sean al aire libre así como para actividad física y deportiva no oficial federada y no federada será de un tercio con un máximo de 6 personas de forma simultánea. Si la actividad es colectiva el máximo de aforo será de 6 personas y un espacio mínimo de 2 por 2 metros por usuario con una distancia mínima de 4 metros entre grupos.

Verónica Casado, en 'Espejo Público': "Estamos haciendo una progresión peligrosa"

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ya había adelantado en el programa 'Espejo Público' que tras celebrar el consejo extraordinario "se aplicarán las medidas oportunas". Una decisión que tomada debido al incremento de la incidencia acumulada de casos de coronavirus en la región tras la Semana Santa.

La consejera señala que, según los últimos datos, "hay varios municipios en la comunidad con más de 150 casos por cada 100.000 habitantes". "Esto indica que estamos haciendo una progresión que, evidentemente, es peligrosa y nos preocupa mucho", declara. Además, Casado afirma que "también ha habido un incremento en las hospitalizaciones".

Por ello, explica que las decisiones que se tomen estarán "muy enlazadas con lo que decidió Salud Pública en relación al nuevo semáforo" y, por lo tanto, "se puede poner alguna restricción más, como el cierre de interiores y el cierre de ocio".

Sin embargo, no se plantean perimetrar municipios o provincias. Sostiene, hay un 20% de medidas que hacen el 80% del trabajo y consiguen el mayor impacto, pero no son estas.

Estas medidas pueden llegar después de Semana Santa. La consejera de Sanidad de la región argumenta que si no se tomaron antes de las vacaciones fue porque "la incidencia estaba aumentando lentamente", pero mantiene que "no ha sido una cuestión de presiones".

Castilla y León está en el nivel 4 de alerta

Igualmente, insiste en que Castilla y León se encuentra en nivel 4 de alerta, por lo que ya había "muchas medidas puestas" y subraya la labor de Protección Civil, que movilizó a muchísimos ciudadanos para apoyar la hostelería y recordarles que se tuviera cuidado en las terrazas y en determinados sitios. No obstante, reconoce que hay "dos factores" que han hecho que estas restricciones no fuesen suficientes: "El aumento de la movilidad y del contacto social".

"Creemos que hay mucha gente que lo ha entendido y que hacen las cosas bien, pero sigue habiendo un sector de la población que estas normas no las sigue y el coronavirus entiende que, si hay contacto social, hay infección", afirma.

Esperanza en la vacuna

Verónica Casado ha manifestado que si a Castilla y León le "llegan 150.000 vacunas semanales, se podrá hacer una vacunación masiva", aunque todo depende de las dosis que lleguen.

Por otra parte, la consejera de Sanidad de Castilla y León aclara las desigualdades en la vacunación en la región: "Tenemos nueve provincias en las que la población es completamente distinta. En algunos sitios la mayoría son personas de más de 90 años, en otros hay muchos profesionales sanitarios que trabajan en lo público, pero también en lo privado. Esto quiere decir que, aun poniendo la misma intensidad en la vacunación, la cobertura es diferente porque la población también lo es".