Los cuatro trabajadores que atendieron a los deportistas destacan sus 'ganas de luchar'

Una estación de servicio de Membrilla punto de descanso de parte del equipo paralímpico

Cepsa ha facilitado el paso seguro de la expedición española, que estaba concentrada desde hace dos semanas en formato 'burbuja' para evitar contagios de la enfermedad del coronavirus, desde el CAR de Sierra Nevada, hasta el aeropuerto Madrid-Barajas, de donde hoy viajan a Tokio para competir en los Juegos Paralímpicos.

Mª Ángeles Díaz Madroñero

Valdepeñas | 19.08.2021 15:05

En la estación granadina estaban reunidos los equipos masculinos de baloncesto en silla de ruedas y de fútbol-5 para ciegos, y parte de los convocados de triatlón.

Para ello, la compañía española ha procedido a ceder "en exclusiva" una de sus estaciones de servicio, en concreto la que está situada la localidad de Membrilla, y garantizar así "un corredor seguro desde Granada hasta Madrid".

De este modo, los cuatro autobuses de la expedición han podido repostar y permitir a sus pasajeros acceder con total tranquilidad a todos los servicios de la estación en ausencia de cualquier otra persona, evitando cualquier mínimo riesgo de contagios de COVID-19 durante la parada para descansar.

Paqui Martín, una de las cuatro personas que recibieron y atendieron a los deportistas, ha explicado a Onda Cero sus sensaciones. Gente joven y amable a los que se veía ilusionados y con muchas ganas, ha contado. Para los trabajadores de la estación de servicio fue una agradable experiencia.

Temas