incluye mobiliario, fuentes y ornamentos

El Ayuntamiento de Toledo trabaja en un proyecto de recuperación del parque de La Vega

La concejala de Parques y Jardines, Marta Medina, ha explicado este martes cómo avanzan los trabajos de recuperación de las zonas verdes y forestales de la ciudad tras los efectos devastadores de las borrascas Filomena y Hortensia, en los parques de La Vega y Escolar-Circo Romano.

Onda Cero Toledo

Toledo | 04.05.2021 14:20

Entre las cifras que ha ofrecido la responsable municipal de Parques y Jardines, destacan que en La Vega se han evaluado un total de 147 ejemplares de manera individual, mientras que con carácter general e inspección técnica se ha actuado sobre 408 árboles, 280 arbustos de gran tamaño y 1.848 metros lineales de seto.

Para estas labores, que ya han concluido, se ha contado con un equipo extraordinario con plataforma elevadora de 26 metros de altura y un camión de gran capacidad para la retirada de restos, además de un equipo de podadores de altura.

La concejala ha avanzado que desde el equipo de Gobierno de la alcaldesa Milagros Tolón “ya estamos estudiando el proyecto de recuperación para La Vega en el que incluiremos el mobiliario urbano, las fuentes y los ornamentos, como el templete de la música, que también han sido dañados”, además de explicar que a este proyecto se sumará una propuesta de jardinería para recuperar la zona más dañada de la rosaleda.

En cuanto al parque Escolar y Circo Romano, también se ha precisado de la colaboración de los Bomberos municipales para la poda de ramas voluminosas y peligrosas, segmentándolas en tramos retirados en altura a través de cuerdas y poleas para evitar la caída libre, y más daños.

“En los próximos días comenzaremos en el parque Escolar y Circo Romano las actuaciones marcadas por el estudio de los técnicos arboristas para recuperar, al igual que en La Vega, la masa arbórea y los arbustos”, ha señalado la concejala, para recordar que en otros puntos, como en el parque Lineal, el Granadal, el entorno de la ermita de La Bastida o en la Ronda del Valle “continuamos con la retirada de ramas y restos vegetales, además de llevar a cabo la poda y el saneamiento de aquellos ejemplares que así lo precisan”.

Personal con horario de refuerzo

El esfuerzo que se está realizando desde el Ayuntamiento para retornar la normalidad a los parques y jardines permitió el pasado mes de febrero al público numerosas zonas verdes y parques como el del Tránsito, el Crucero, Recaredo, Sisebuto, Ciudad de Nara, Bélgica o la senda ecológica del río Tajo, así como el de las Tres Culturas, entre otros, junto a los espacios verdes del Polígono, en los que se sigue trabajando.

Para ello, como ha apuntado Marta Medina, los equipos municipales y de la empresa responsable del servicio de parques y jardines trabajan con un horario de refuerzo en todos los barrios de la ciudad, también para llevar a cabo las labores cotidianas del servicio, como son: las siegas de césped y praderas, el mantenimiento de los sistemas de riego, el recorte de setos y el cavado de terrizos, rosales y similares, los desbroces o la plantación de flor de temporada.

Trabajos en zonas forestales

De otro lado, Marta Medina se ha referido a las zonas forestales del término municipal, para explicar que en la Fuente del Moro, donde el 100 por cien de los ejemplares ha sufrido algún tipo de daño y han caído numerosos árboles, sobre todo pino carrasco, además de la congelación de pies, arizónicas y otras especies, estaba prevista la intervención de Geacam incluso antes de Filomena gracias a la colaboración de la Junta de Comunidades, una actuación que estas semanas de atrás se ha centrado en la limpieza y sanidad vegetal con el objetivo de aumentar la defensa del monte frente a incendios forestales.

En relación a La Bastida, la edil de Parques y Jardines ha comentado que además de adecentar el entorno de la ermita, en os próximos días se va a proceder a la retirada de los árboles caídos en pleno pinar, mientras que aquellos que se mantienen, y en líneas generales, en buenas condiciones, se someterán a trabajos puntuales de mantenimiento y seguridad, al igual que en El Valle, donde al tratarse de encinas, como ha explicado, no se han producido derrumbes de ejemplares, pero sí roturas, por lo que como ha avanzado, ya está planificada una importante labor de poda en todo el paraje.

Por último, la concejala ha recordado que todos estos restos vegetales se están destinando a compostaje y a la generación de energía mediante biomasa. “La Peraleda es uno de los tres puntos de acopio de material vegetal de los que disponemos, para que se hagan una idea, solo en La Peraleda hemos concentrado en torno a 1.500 toneladas de residuos verdes”, ha dicho.

--

Temas