Casco antiguo de Cuenca

La calle Canónigos y el puente de San Pablo de Cuenca no serán transitables hasta, al menos, final de año

La calle Canónigos y el puente de San Pablo de la ciudad de Cuenca no volverán a abrirse al tránsito hasta al menos final de este año 2021. Así lo ha reiterado en una entrevista en Onda Cero el alcalde de la capital, Darío Dolz, quien ha negado además que los pinsapos de la parte trasera del Obispado hayan tenido algo que ver en el derrumbe de parte de la calle y que la decisión no se enmarca en los trabajos de consolidación de la calle como apunta la Diócesis.

Lorena Mayordomo

Cuenca | 26.07.2021 12:55

La calle Canónigos y el puente de San Pablo de Cuenca no serán transitables hasta, al menos, final de año
La calle Canónigos y el puente de San Pablo de Cuenca no serán transitables hasta, al menos, final de año | OCR

Así se ha manifestado el regidor después de que el Obispado de Cuenca haya justificado su tala, solicitada en 2019 y que cuenta con los informes favorables de la Junta de Comunidades y de la Gerencia Municipal de Urbanismo, en el marco "de las obras de consolidación y reconstrucción del muro de la calle Canónigos".

Para el Obispado, el objetivo de esta retirada es evitar peligros “tanto personales como patrimoniales”.

Asimismo, el primer edil ha reiterado que la calle Canónigos no volverá a abrirse al menos hasta final de año.

Entre tanto, siguen los trabajos de consolidación del muro y marchan a buen ritmo.

Plataforma en defensa del patrimonio de Cuenca

La plataforma en defensa del patrimonio de Cuenca ha criticado la tala y ha recordado que en otras ciudades hay árboles con décadas de historia cosidos o apuntalados para preservarlos.

En sus redes sociales, el colectivo ha afirmado que se trata de unos “ejemplares únicos”, que son “patrimonio de todos”, por lo que consideran que es obligación protegerlos y dejarlos a las generaciones venideras.

“Se ataja el problema de raíz. Sin contemplaciones. Una pena”, señala esta plataforma, que ha recordado que en los últimos años que el casco antiguo de Cuenca, patrimonio de la Humanidad, ha perdido árboles en la plaza Mayor, en el jardín de Solera o en la zona de Matadero viejo.

En 2019 se inició además una recogida de firmas por parte de los ciudadanos en la plataforma Change.org para evitar la tala.