Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Las partes se ratifican en la petición de 20 años y 6 meses de prisión para el procesado

El jurado popular ve culpable de asesinato al acusado de acabar con la vida de un ferretero de Miguelturra

Culpable de asesinato. Este ha sido el veredicto del jurado popular tras el juicio que se ha celebrado esta semana en la Audiencia Provincial de Ciudad Real contra un hombre, de nacionalidad rumana, que está acusado de matar a un conocido ferretero de Miguelturra en febrero del año pasado. El juicio queda visto para sentencia. La semana que viene la Audiencia hará público el fallo judicial.

José Luis Juárez
 |  Ciudad Real | 25/09/2020

Los miembros del jurado han aprobado, por unanimidad, que el acusado es culpable de un delito de asesinato en grado de consumación con la agravante de la alevosía y la atenuante del reconocimiento de los hechos.

También ha quedado probado que cometió otro delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo sin carné. Y han rechazado que el acusado se beneficie de una petición de indulto.

El jurado popular ha aprobado por unanimidad que Ioan Constantin y la víctima, Jesús Mora, viajaban en un coche cuando mantuvieron una discusión, y que el acusado le golpeó en varias ocasiones en la cara y en la cabeza dejándole inconsciente.

También queda probado, según el veredicto, que el procesado arrastró después a la víctima hasta un olivar situado en Herencia y allí le asestó más de 15 hachazos con una hachuela, causándole la muerte.

Como hecho favorable, el jurado popular señala que el acusado acudió voluntariamente a la Policía para indicar dónde se encontraba el cadáver.

Las partes se han ratificado en sus peticiones de conformidad. Fiscalía, acusación particular y defensa piden 20 años y 6 meses de cárcel por los delitos de asesinato y contra la seguridad vial.

Y como responsabilidad civil, solicitan que el acusado indemnice con 52.500 euros al padre de la víctima y con 20.000 euros a cada uno de los hermanos.