Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

También se han editado carteles para animar a realizar las compras en el comercio

El Ayuntamiento de Ciudad Real entrega material de protección para un comercio seguro en la capital

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y el concejal de Promoción Económica y presidente del IMPEFE, ha hecho entrega esta mañana a la presidenta de la Asociación Comercial de Ciudad Real, Marga Romero, y al secretario de FECIR, David Plaza, de 2.500 mascarillas y 500 pantallas protectoras para que se hagan llegar a los comerciantes de Ciudad Real. Además, se han editado carteles por parte del IMPEFE para animar a realizar las compras en el pequeño comercio de la capital, ya que es un comercio seguro.

Onda Cero Ciudad Real
 |  Ciudad Real | 14/05/2020

La alcaldesa destacaba cómo desde el Ayuntamiento “queremos apoyar con todo lo que esté a disposición” al comercio de Ciudad Real. “Comprar en el pequeño comercio es seguro y estamos promocionando eso: que nuestros comerciantes son muy responsables, que cuando abren sus negocios lo harán de forma segura. Que nadie sienta miedo de acceder al comercio de Ciudad Real”.

Pilar Zamora mostraba su mano tendida al comercio y consideraba que además del millón de euros para ayudas que se aprobará esta tarde en el Pleno, “todo lo que se pueda colaborar con ellos, estamos a disposición”.

Todo este marial se hará entrega desde mañana viernes en “Doña Carmen Gourmet”, en la calle Calatrava 11. Se harán lotes para que todos los comerciantes, tanto los que estén adheridos a la Asociación Comercial como los que no, pueden recogerlos.

La presidenta de la Asociación Comercial de Ciudad Real, Marga Romero, afirmaba que “muchos de los comercios locales de la capital están escasos de material, y que tengamos el respaldo del Ayuntamiento, es un empujón de tranquilidad. Queremos que el pequeño comercio sea seguro, y para ello estamos tomando todas las medidas, la higiene personal… y estamos deseando abrir las puertas para poder seguir atendiendo a nuestros clientes, seguir danto vida a nuestra ciudad y salir de esta situación por el COVID-19 que nos hay hecho pasar unos meses tan malos”.

Desde FECIR, David Plaza, también agradecía al Ayuntamiento la ayuda al comercio de Ciudad Real “que está haciendo todo lo posible para garantizar la seguridad”. Además, animaba a todos los vecinos de la capital y de la provincia que “se acerquen a sus comercios locales, que van a garantizar su seguridad.

Desde el comercio local, que se preocupa por sus vecinos, se hará lo posible para que los clientes se sientan tranquilos a la hora de comprar. Ahora todos tememos que echar un cable a ese comercio, que es el que genera empleo en nuestras localidades”.

Desde el Instituto Municipal de Promoción Económica, Formación y Empleo (IMPEFE) del Ayuntamiento de Ciudad Real se ha puesto a disposición de los comercios de Ciudad Real estos carteles informativos, que según su presidente, Pedro Maroto, “es un gesto más que hemos querido tener con el comercio y con FECIR, ya que la ciudadanía ha tenido un comportamiento ejemplar, pedirles que lo sigan teniendo y darles unas pautas para comprar en el pequeño comercio , y que no se les olvide qué es lo que tienen que hacer para tener una compra segura”.

Entre las medidas de higiene que se aplicarán en los establecimientos están la higiene de manos, el uso de líquido hidro-alcohólico, guantes, y las desinfecciones que se realizan durante la jornada laboral. En cuanto a la atención al público, se recuerda a los clientes que se deberá mantener una distancia de al menos un metro entre ellos o cómo se entregarán los productos con las debidas garantías de desinfección.

También se recuerdan algunas medidas internas para los propietarios como la limpieza al finalizar el día de todas las zonas comunes con líquido bactericida, o cómo la caja registradora no se manipulará si no es necesario y siempre después de la desinfección.