Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El sacerdote de la Iglesia de los Ángeles puso la imagen a la entrada de la parroquia

Denunciadas en Ciudad Real varias personas por saltarse el estado de alarma para venerar a la Virgen de la Salud

La Policía Nacional ha abierto actas de denuncia a varias personas que ayer se acercaron a la iglesia del barrio de los Ángeles en Ciudad Real para ver la imagen de la Virgen de la Salud, que el domingo tenía que haber procesionado por las calles de la capital con motivo de la Semana Santa.

José Luis Juárez
 |  Ciudad Real | 06/04/2020
La imagen de la Virgen de la Salud, a la entrada de la Iglesia de los Ángeles

La imagen de la Virgen de la Salud, a la entrada de la Iglesia de los Ángeles / OC

Fuentes consultadas por Onda Cero han confirmado que fue el propio párroco de la iglesia el que decidió sacar la imagen de la Virgen para que se pudiera ver a través de la reja de la parroquia. El objetivo era consolar a los fieles que no podían ver a la Virgen de la Salud en procesión.

Incluso invitó a la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil para que acudieran a las 20:00 horas a ver la imagen y al mismo tiempo rendir un homenaje a estos cuerpos de seguridad por la labor que están realizando durante el estado de alarma, regalándoles un pañuelo de la Virgen.

Sin embargo, la foto de la Virgen de la Salud corrió por las redes sociales y varios vecinos se acercaron a la iglesia, algo que no se puede hacer porque el Real Decreto del Gobierno prohíbe la congregación de personas en la calle.

Según han contado a Onda Cero las fuentes consultadas, un vecino fue el que llamó a la Policía Nacional, que acudió al lugar y levantó varias actas de denuncia a estas personas por infringir la normativa del estado de alarma.

Los agentes pidieron al párroco que guardara la imagen de la Virgen en el interior de la iglesia.