Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La organización estaba dividida en 3 células

La Guardia Civil de Ciudad Real desmantela una organización criminal con conexiones en Francia y Marruecos

La Guardia Civil de Ciudad Real ha desmantelado una organización criminal dividida en tres células, con conexiones en Francia y Marruecos, en la que se ha tenido a 22 personas y se ha investigado a otras 4 más. A los detenidos se les imputan los delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal, falsificación de documento público, blanqueo de capitales, estafa, delito contra la seguridad vial, receptación, atentado contra agente de la autoridad y usurpación de estado civil.

José Luis Juarez
 |  Ciudad Real | 10/10/2019

La subdelegada del Gobierno en Ciudad Real, María Ángeles Herreros, ha explicado que las investigaciones se iniciaron en el marco del Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas y el Plan contra el robo de cobre.

Todo ello, tras haber habido un aumento de robos de estas características en la zona de Manzanares.

La organización estaba estructurada en tres células. Una primera, asentada en la provincia de Ciudad Real, estaba integrada por personas de nacionalidad española y rumana. Otra segunda, en la provincia de Toledo, con integrantes de nacionalidad española. Y una tercera célula, en Madrid, formada por personas de nacionalidad marroquí.

La Guardia Civil realizó 16 registros domiciliarios que dieron como resultado la intervención de numerosos efectos, como 350 gramos de cocaína, 1.000 gramos de cogollos de marihuana, 6 vehículos de alta gama y dos camiones, además de diverso material y herramientas e incluso 4 perros galgo.

Se calcula que el valor de los objetos sustraídos podrían alcanzar el millón de euros. Se han esclarecido más de 100 hechos delictivos cometidos en las provincias de Ciudad Real, Toledo y Cuenca.

La Guardia Civil mantiene abierta las investigaciones y no descarta más detenciones.