Pintura

La muestra 'Ventanas abiertas' abre la sensibilidad sanitaria al paciente oncológico

La exposición pictórica, que permanecerá en la Casa Perona hasta el 9 de octubre, está conformada por 25 cuadros de Herminia Olivas, María Delgado, Pedro Diego Rubio y Laura Muñoz que nacieron con el objetivo de proponer ideas para aumentar el confort de los pacientes de la Unidad de Oncología y Hematología del Hospital General Universitario de Albacete.

Redacción

Albacete | 24.09.2021 06:05

La muestra 'Ventanas abiertas' abre la sensibilidad sanitaria al paciente oncológico
La muestra 'Ventanas abiertas' abre la sensibilidad sanitaria al paciente oncológico | FOTO JCCM

La Casa Perona, sede de la Delegación de la Junta en Albacete, albergará hasta el 9 de octubre la exposición de pintura “Ventanas Violetas”, conformada por 25 cuadros de gran formato de las artistas Herminia Olivas, María Delgado, Pedro Diego Rubio, Laura Muñoz, Cristina Martínez e Inés Sánchez Ballesteros.

Esta muestra pictórica de carácter altruista, nació del Plan de Humanización, organizado por la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), en el año 2018, con el objetivo de proponer ideas para aumentar el confort de los pacientes de la Unidad de Oncología y Hematología del Hospital General Universitario de Albacete.

El delegado de la Junta, Pedro Antonio Ruiz Santos, la delegada provincial de Sanidad, Blanca Hernández, el director de Enfermería de la GAI de Albacete, Juan David Fernández y la coordinadora de “Ventanas Violetas” y enfermera, Inés Sánchez Ballesteros, han transmitido en la inauguración la importancia de dar “vida y color” a diferentes espacios del Hospital General, mostrando sus deseos de que este proyecto “permanezca abierto a nuevas aportaciones artísticas por su positivismo para que los pacientes afronten sus enfermedades, “siendo un claro ejemplo de avance en la humanización de la atención sanitaria”.

La exposición cuenta con cuadros como la propia “Ventana Violeta” de Inés Sánchez Ballesteros; “La Senda” de Pedro Diego Rubio”; “Sisu” de Laura Muñoz Descalzo; “El patio” de María Delgado Lozano; “Esperanza” de Cristina Martínez Riaza; o “Color en Primavera” de Herminia Olivas, ejemplos todos ellos de creatividad, con imágenes evocadoras de recuerdos de la infancia, del hogar, el mundo floral, la candidez de una niña, la melodía del canto de los pájaros, un amanecer o instantes que ofrece la propia naturaleza, impregnadas de diferentes tonos de color que buscan “servir de catalizador para el cambio de emociones negativas en positivas”.

El director de Enfermería de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, Juan David Fernández, ha explicado que estos cuadros, con marcos violetas, en homenaje al mensaje de la canción de María Rozalén, tenían vocación de ser instalados en las habitaciones de la planta de Oncología para “abrir una puerta o una ventana al exterior para cada paciente y sus familias”, reconociendo la importancia de que haya sido una iniciativa creada por los propios profesionales sanitarios.

Por último, la coordinadora de esta exposición, Inés Sánchez Ballesteros ha agradecido la colaboración de la Junta de Comunidades, de la Gerencia de Atención Integrada y especialmente la Dirección de Enfermería, la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), el colectivo “Yo me pido vida”, y a particulares como Ángel Rebolloso, Gloria Lozano, Roberto Fernández y ha recordado que esta iniciativa surgió de las enfermeras Ana Isabel Alcañiz y Llanos Martínez Panadero, obteniendo la participación de estas seis artistas.

Sánchez Ballesteros ha defendido llevar al arte a otros espacios públicos y ha descrito “Ventanas Violetas” como una forma de hermanamiento entre los profesionales y los pacientes, en un momento especialmente complicado debido a la pandemia del COVID-19, animando a nuevas incorporaciones al proyecto, y recordando una frase de Martin Luther King: “Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano”.

El arte sigue siendo una ayuda anímica para los tratamientos y en estos últimos unos años forma parte del paisaje de las instituciones sanitarias públicas de Castilla-La Mancha. Este es un paso más que ensancha el camino de la Humanización para una mejor atención a los pacientes y sus familias.