Arqueología

Constituido un comité con diez expertos en Arqueología y otras disciplinas para activar el yacimiento del Acequión

Este es el primer paso para la recuperación del sitio arqueológico de la Laguna del Acequión, que fue declarado Bien de Interés Cultural hace 30 años

Redacción

Albacete | 23.09.2021 06:04

Constituido un comité con diez  expertos en Arqueología y otras disciplinas para activar el yacimiento del Acequión
Constituido un comité con diez expertos en Arqueología y otras disciplinas para activar el yacimiento del Acequión | Ayuntamiento de Albacete

El Comité de Expertos, que asesorará al Ayuntamiento de Albacete, y al resto de instituciones implicadas, como la Diputación Provincial, en el proceso de recuperación y puesta en valor del yacimiento arqueológico del Acequión, está formado por diez personas expertas en Arqueología y otras disciplinas.

“Han pasado casi 40 años de las primeras excavaciones impulsadas por el Museo de Albacete y 30 desde su declaración como Bien de Interés Cultural y este Ayuntamiento ha decidido que es hora de dar el valor que tiene a este yacimiento”, ha subrayado el vicealcalde y concejal de Cultura, Vicente Casañ, quien ha explicado que este comité tendrá como director científico al profesor Luis Benítez de Lugo, doctor en Prehistoria en la Universidad Complutense, y uno de los mayores expertos sobre la cultura de las motillas.

“Hoy es un gran día, porque este buque insignia de la arqueología mundial que es el Acequión empieza a desencallar”, ha proclamado Luis Benítez de Lugo, que ha agradecido al Ayuntamiento de Albacete el “esfuerzo y la valentía” para poner en marcha esta iniciativa.

El profesor ha agradecido a los propietarios de la finca del Acequión, la familia Nuñez-Robles, Escribá de Romaní, su disposición a colaborar en todo momento; y ha tenido también especiales palabras de agradecimiento para Antonio Gilman, profesor emérito de la Universidad de Los Ángeles y Concepción Martín Morales, que hasta su jubilación fue jefa del Servicio de Arqueología del Instituto de Patrimonio de Cultura del Ministerio de España, por no haber dudado ni un momento en integrarse en este comité de expertos.

Ambos codirigieron las excavaciones del Acequión realizadas en los años 80, en las que también participó la directora del Museo de Albacete, Rubí Sanz, -que forma parte también de este comité-. Excavaciones en las que junto a otros investigadores ya fallecidos, como Manuel Fernández-Miranda y Maria Dolores Fernández-Posse, dejaron “el listón de la arqueología muy alto”, en palabras de Luis Benítez de Lugo, quien ha subrayado en todo momento la importancia que tiene el Acequión, “es una referencia internacional”, ha recalcado.

Benítez de Lugo ha manifestado el interés del comité de expertos de implicar a Albacete en este proyecto de puesta en valor del Acequión, igual que en su día hizo este equipo que llevó a cabo las primeras excavaciones. Precisamente, el concejal de Participación, Manu Martínez, ha expresado que si esta iniciativa ese lleva a cabo es porque “Albacete se lo merece y necesita conocer esto que ancla a la ciudad con su pasado”.

La iniciativa de recuperar y poner en valor para la ciudad este yacimiento surgió del impulso dado por asociaciones de la ciudad, como Patrimonio Albacetense, entre otras, y fue recogida por la sección de Participación que se encargará de coordinar los trabajos para llegar a ello, no solo desde el necesario punto de vista arqueológico y para la investigación del lugar, sino también “desde la óptica de la participación social de la ciudad en su conocimiento y difusión, debiendo implicar a la sociedad albaceteña en la recuperación de este episodio importante, y desconocido, en nuestra historia”, según ha explicado el concejal Manu Martínez.

Para ello, y ante la falta de experiencia en un asunto similar, el Ayuntamiento de Albacete ha constituido este comité experto que le asesore en los primeros pasos a dar en esta larga tarea y que aúna experiencia, expertos universitarios y representantes de instituciones locales.

Además de Antonio Gilman, Concepción Martín Morales, Rubí Sanz y Luís Benítez de Lugo, forman parte de este comité personas del ámbito universitario como son Mar Zarzalejos, catedrática de Arqueología en la Universidad Autónoma de Madrid y en la UNED; Lucía Soria, profesora de Historia en la Universidad de Castilla-la Mancha; y Ana Isabel Pardo, de la Universidad Autónoma de Madrid.

Además, el grupo lo integran expertos que nos conectan con Albacete, como son Blanca Gamo del Instituto de Estudios Albacetenses; Jaime López, de Patrimonio Albacetense y Ana Teresa García, presidenta de la demarcación de Albacete del Colegio Oficial de Arquitectura de Castilla-La Mancha.

“Con lo que hoy hemos hecho, constituir este comité de expertos, un comité asesor, para elaborar un plan director que nos conduzca a dar el valor que tiene este yacimiento, estamos haciendo justicia, porque estamos convencidos de que puede ser una referencia de primer nivel dentro del patrimonio arqueológico de Castilla-La Mancha”, ha subrayado Vicente Casañ, que ha agradecido a las diez personas expertas que integran este comité su aceptación a formar parte del mismo.

EL ACEQUIÓN

El Acequión es un paraje situado en el término municipal de Albacete, a 14 kilómetros del casco urbano y junto a la carretera de Barrax. En esta ubicación se encuentra una laguna endorreica ya desecada que en su interior se descubrieron vestigios de un poblado de la edad del Bronce, aproximadamente del año 1.700 a.C, y que forma parte de la tradición de las motillas del Bronce Manchego, siendo ésta la situada más al sur este de la región y con una superficie superior a los 2.700 metros cuadrados. Además, en las inmediaciones de la motilla se encontraron restos de edificaciones de la cultura íbera, que datan del siglo IV a.C.

Estos descubrimientos tuvieron lugar gracias a varias campañas de excavación que se realizaron desde 1984 hasta 1989 por impulso del Museo de Albacete y que como resultado, además de certificar la presencia de estos antiguos poblamientos humanos, se extrajeron una infinidad de elementos de cerámica, metal, piedra y marfil que se hayan en custodia del Museo desde entonces,