Las cifras de contagios por la covid-19 avalan la petición

Menorca no entiende el rechazo del Govern a flexibilizar las restricciones

El ejecutivo balear tumbó una propuesta para relajar las medidas acordada previamente por instituciones públicas de la isla, patronales y sindicatos

Iván Martín

Menorca | 09.04.2021 08:05

Los dirigentes del Consell y del Govern, en el punto de mira de patronales y sindicatos.
Los dirigentes del Consell y del Govern, en el punto de mira de patronales y sindicatos. | ONDA CERO MENORCA

Indignación entre los miembros que configuran la comisión permanente del Consejo Económico y Social de Menorca (CES) tras el rechazo por parte del Govern Balear del acuerdo alcanzado entre instituciones, patronales y sindicatos, con el objetivo de flexibilizar las medidas restrictivas tras la Semana Santa.

El CES está formado por representantes de los tres partidos políticos que configuran el gobierno del Consell de Menorca, los ayuntamientos de la isla, las patronales PIME y CAEB, así como los sindicatos Comisiones Obreras y la UGT.

Fuentes cercanas al CES han manifestado a Onda Cero su malestar por lo que consideran un “acuerdo histórico” y que engloba las sensibilidades de todos los sectores socio económicos de la isla. También califican de “falta de sensibilidad” y acusan al Govern de “no tener en cuenta la realidad de Menorca, sin personas ingresadas en el hospital a causa del coronavirus”.

En el documento, al que ha tenido acceso Onda Cero, se exponen los buenos datos sanitarios de Menorca por contagios de la covid-19, atribuidos al “cumplimiento estricto” de las medidas decretadas hasta el momento por el Govern Balear. Por ello, la presidenta del Consell, Susana Mora, trasladó este martes a la presidenta del ejecutivo autonómico, Francina Armengol, una serie de flexibilizaciones para entrar en vigor el próximo lunes. Una propuesta que fue tumbada al día siguiente ante la sorpresa de los componentes del órgano de representación menorquín.

Entre las reivindicaciones destacan la de limitar la libertad de circulación de las personas en horario nocturno entre las 23.00 y las 06.00 horas, es decir retrasar una hora el inicio del toque de queda.

También proponen limitar los horarios en bares y restaurantes, de domingo a jueves con una apertura lineal de la mañana hasta la noche en terrazas, interiores abiertos para el turno de comidas hasta las 17.00 horas y reapertura entre las 19.00 y las 22.00 horas con el objetivo de recuperar el servicio de cenas. Además, para los viernes, sábados y vigilias de festivos se solicitaba la apertura en interiores y exteriores hasta las 17.00 horas y reabrir de 19.00 a 22.00 horas para el turno de cenas.

El cierre entre las 17.00 y las 19.00 horas persigue evitar la acumulación de personas en espacios de restauración entre los turnos de comidas y cenas.

LO MÁS