Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Denuncian precios "abusivos"

El Sindicato de Inquilinos de Mallorca insta a regular los precios del alquiler

El colectivo se suma a 30 ciudades europeas para "pinchar" la burbuja del alquiler,

Martí Rodríguez
 |  Illes Balears | 04/04/2019
María José Ordóñez y Alma Vives -en el centro- forman parte del Sindicato de Inquilinos de Mallorca

María José Ordóñez y Alma Vives -en el centro- forman parte del Sindicato de Inquilinos de Mallorca / Martí Rodríguez

El Sindicato de Inquilinos de Mallorca secundará este sábado la manifestación que se ha convocado en 30 ciudades europeas para denunciar los alquileres "abusivos". La concentración arrancará a las 19.00h. en la Plaza de España de Palma.

Los arrendatarios ponen sobre la mesa los conflictos con la propiedad que padecen sus asociados, como el acoso inmobiliario o la finalización de contratos para para actualizar la renta a los precios de mercado. "Los propietarios están poniendo precios abusivos a los alquileres. De los 500 euros de hace unos años hemos pasado a los 1.000 euros. Una persona trabajadora y mileurista no puede optar a un alquiler", ha explicado la portavoz del Sindicato de Inquilinos de Mallorca, María José Ordóñez.

El colectivos de inquilinos se ha propuesto "pinchar" la burbuja del alquiler. Denuncian que se sienten abandonados por las administraciones. "Pueden regular el precio del alquiler y no lo han hecho. No se si ha sido por miedo a que se les enfrentes los bancos y los fondos buitres, que son los mayores propietarios. Exigimos una regulación del alquiler porque los inquilinos nos sentimos desamparados. Además, nos consta que la propia adminitración está aplicando subidasd abusivas", denuncia la portavoz de las organizaciones antidesahucio, Alma Vives.

Hasta el momento, una treintena de arrendatarios de la isla se han unido al movimiento. El sindicato invita a los inquilinos afectados por el alquiler a afiliarse a la organización.