Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

VIVIENDA

El precio de la vivienda sube un 10% en Baleares

Las islas se mantienen como la región donde los ciudadanos necesitan más tiempo para acceder a una vivienda, con una media de 16,5 años.

EFE | Baleares
| 01/10/2018
Edificios en construcción

Edificios en construcción / antena3.com

Baleares es la comunidad autónoma donde más han subido los precios en el primer semestre del año respecto a la primera mitad del año anterior, con un 10 %, según datos divulgados hoy por la Sociedad de Tasación (ST).

Además las islas se mantienen como la región donde los ciudadanos necesitan más tiempo para acceder a una vivienda, con una media de 16,5 años.

En el conjunto del país, el precio medio de la vivienda subió el 4,5 % en el primer semestre de 2018 respecto al mismo período del año anterior, hasta los 1.557 euros por metro cuadrado, cifra que supone un incremento semestral del 2,2 %, según ST.

La subida de los precios de la vivienda parece no tener ya sólo dos motores, Barcelona y Madrid, después de que Baleares y Málaga se hayan subido "al tren" con crecimientos muy apreciables en porcentaje, aunque en valores absolutos están todavía lejos de las dos grandes capitales españolas.

Barcelona experimentó la mayor subida provincial, del 10,5 %, hasta los 2.497 euros por metros cuadrado (el precio más alto en términos absolutos, donde Guipúzcoa se situó segunda con 2.377 euros), seguida de Baleares (10 %), Málaga (5,1 %) y Madrid (5 %), mientras que la más baja se dio en Zamora, con un 0,1 %.

Por el contrario, Segovia sufrió una bajada del 0,4 %, seguida de cerca por Teruel, con una del 0,1 %.

Aunque los datos señalan una continua senda de crecimiento del precio de la vivienda que se inició en 2015, en las grandes capitales, la pendiente de línea ascendente "tiende a ser ligeramente menos acusada" en la primera mitad de 2018, al menos en comparación con los semestres inmediatamente anteriores.

Por comunidades autónomas, los mayores incrementos anuales se produjeron en Baleares, del 10 %; Cataluña, del 9,1 %, y Madrid, del 5 %, mientras que el menor correspondió a Cantabria, del 0,7 %.

La Comunidad de Madrid arrojó los precios más altos en valores absolutos con 2.223 euros por metro cuadrado, seguida de Cataluña (2.211) y País Vasco (2.118).

Del informe se desprende, asimismo, que el índice de esfuerzo inmobiliario, que define el número de años de sueldo íntegro que un ciudadano medio necesita destinar para la compra de una vivienda de tipo medio, se elevó a 7,7 en el tercer trimestre, 3 meses más en comparación con el esfuerzo económico que suponía en el mismo período de 2017.

Baleares continúa siendo la comunidad autónoma donde se necesitan más años para acceder a una vivienda, 16,5, mientras que en La Rioja y Murcia, esa tarea es más fácil, al suponer 4,9 años de sueldo íntegro.

Respecto a la modalidad de alquiler, su rentabilidad media en España siguió creciendo en el tercer trimestre y alcanzó el 7,5 %, lo que supone un repunte anual del 4,6 %.

Las provincias con mayor aumento de la rentabilidad en alquiler fueron Castellón (14,3 %), Navarra (9,8 %) y Sevilla (8,3 %).

Por el contrario, la rentabilidad en alquiler registró una importante caída interanual en Baleares, del 11,2 %, y en la provincia de Barcelona, del 9,2 %, debido al gran incremento de precios de compraventa en comparación con los de alquiler.

La opción de compra destinada al alquiler sigue siendo una inversión muy atractiva, sobre todo en Madrid, las Palmas y Córdoba, a diferencia de Huesca, León y Lérida, que presentan mayor riesgo.

Por otro lado, el índice de confianza inmobiliario disminuyó por primera vez desde diciembre 2012, al situarse en 57,7 puntos sobre un máximo de 100 en el tercer trimestre, frente a los 58,5 de junio, aunque "será necesario esperar para ver si esta ligera caída obedece a una situación pasajera o tiene continuidad en el tiempo".

No obstante, en cualquier caso, los factores económicos fundamentales del mercado inmobiliario indican que el recorrido del crecimiento todavía es largo y en unas condiciones de solidez que no hacen prever a medio plazo situaciones recesivas como las sufridas a partir de 2008, concluye el informe.