TORRENTADA SANT LLORENÇ

El Consell solicita al Estado las ayudas por las inundaciones de Llevant

La institución debe recibir del Gobierno central 11,7 millones, Son Servera 6,8, Artà 692.029 euros, Manacor 673.365 euros, Capdepera 450.362 y Son Servera 161.232 euros.

EFE

Baleares | 03.10.2019 08:38

Vecinos y voluntarios colaboran esta tarde en la limpieza de las calles de Sant Llorenç
Vecinos y voluntarios colaboran esta tarde en la limpieza de las calles de Sant Llorenç | EFE

El Consell de Mallorca ya ha solicitado formalmente al Gobierno central las subvenciones por las inundaciones del Levante que afectaron hace un año a Sant LLorenç des Cardassar, Artà, Son Servera, Manacor y Capdepera, ha informado la institución en un counicado.

El coste total de las obras de emergencia fue de 23,4 millones de euros y, según la convocatoria, la ayuda estatal cubre el 50 % de las mismas.

En concreto, el Consell de Mallorca debe recibir del Gobierno central 11,7 millones, Son Servera 6,8, Artà 692.029 euros, Manacor 673.365 euros, Capdepera 450.362 y Son Servera 161.232 euros.

El Estado se comprometió a sufragar el 50 % del coste de los proyectos de reparación o restitución de infraestructuras, equipamientos o instalaciones públicas, de titularidad de los municipios afectados o de las carreteras del Consell de Mallorca, que fue la institución que más invirtió para hacer frente a los gastos ocasionados por los desperfectos sufridos en la red viaria y los puentes.

El conseller de Movilidad e Infraestructuras, Iván Sevillano, ha destacado que el gobierno del Consell ha sido "ágil" a la hora de presentar toda la documentación necesaria para conseguir esta ayuda por parte del Estado.

Sevillano ha señalado que, ante situaciones de catástrofe vivida hace un año, las administraciones deben solucionar los problemas de la gente de "manera inmediata: El Consell lo hizo y continuará haciéndolo de esta tarea, por lo que confiamos en que el ministerio haga lo mismo".

Las inundaciones que afectaron al Levante mallorquín hace un año obligaron a cortar el tráfico en diecisiete carreteras.

En total, la institución insular llevó a cabo actuaciones de reparación en 23 vías, con un coste total que ascendió a 23,4 millones.