Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

BORRASCA FLORA

Baleares, en alerta naranja por fuertes vientos y olas de 6 metros

La AEMET avisa de intensas rachas de viento, de más de 90 kilómetros por hora.

EFE | Baleares
| 14/12/2018
Oleaje en Cala Sant Vicenç

Oleaje en Cala Sant Vicenç / Europa Press

Seis comunidades, entre ellas Baleares, continúan hoy en alerta naranja (riesgo importante) por intensas rachas de viento, de más de 90 kilómetros por hora, y por mala mar, con olas que oscilarán entre los 5 y 6 metros, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web.

En el litoral cantábrico, las comunidades de Asturias y Cantabria siguen hoy con aviso por fuertes vientos costeros y olas que alcanzarán los 5 metros, al igual que en Galicia, donde las provincias de A Coruña, Lugo y Pontevedra están en alerta por mala mar con olas de entre 5 y 6 metros.

Cataluña mantiene la alerta en Barcelona y Gerona por viento del nordeste de fuerza 7,con intervalos de fuerza 8, y olas de 3 a 4 metros.

En áreas del Mediterráneo, la Comunidad Valenciana sigue con aviso por fuertes rachas de viento de 90 kilómetros por hora en Alicante y Castellón, y en el archipiélago balear, todas las islas continúan en alerta por olas o fuertes vientos.

La Ciudad Autónoma de Melilla está con aviso por fenómenos costeros adversos con viento del oeste, fuerza 7 a 8 y olas de 3 a 4 metros.

La Región de Murcia y las provincias de Almería, Granada, Huesca, Teruel, Lérida, Tarragona, Valencia, Vizcaya y Guipúzcoa siguen con aviso amarillo (riesgo) por nieve, olas o viento.

La Aemet avisa de que con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante, fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.