Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Catástrofe en Mallorca

Armengol asegura que el Govern intentará empezar a pagar ayudas esta semana

Este lunes, además, el ayuntamiento de Sant LLorenç des Cardassar habilitará un ventanilla única para los damnificados.

Efe-Redacción | Mallorca | 15/10/2018

Francina Armengol y Pedro Sánchez durante su visita a Sant Llorenç

Francina Armengol y Pedro Sánchez durante su visita a Sant Llorenç / CAIB

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha asegurado este domingo que el ejecutivo autonómico ya dispone de las valoraciones realizadas por los técnicos en Sant Llorenç para el plan de ayuda social e intentará empezar a pagar ayudas "si es posible esta semana o a principios de la siguiente".

Sin embargo, ahora mismo, según confirma el Govern balear, "la prioridad número 1" del Govern es intentar encontrar a Arthur, el niño de 5 años desaparecido cuya madre falleció en la torrentada, y trabajar para apoyar a las familias y a las empresas afectadas para intentar ir recuperando la normalidad.

Armengol ha señalado que tras decretar tres días de duelo por las doce víctimas, lo primero que hizo el Govern fue empezar a tramitar las ayudas posibles y pedir al Gobierno central la declaración de zona catastrófica para agilizar las estatales.

La puesta en marcha del plan de emergencia social autonómico ha supuesto que 34 trabajadores sociales han estado visitando "casa por casa a los afectados para tener una valoración exacta y empezar a pagarles lo que es urgente".

Como ya se han valorado todas las casas, el Govern dispone de las solicitudes e intentará empezar a pagar una vez habilite créditos extraordinarios y el Consejo de Ministros del viernes acuerde también las ayudas estatales. El objetivo es empezar a pagarlas "si es posible esta semana o a principios de la siguiente", ha afirmado la presidenta de Baleares.

Además, el Consell de Govern aprobará también esta semana medidas concretas "para las empresas que necesitan un apoyo económico para volver a empezar cuanto antes posible".

Armengol ha destacado que las ayudas se gestionarán en coordinación con los cinco ayuntamientos afectados y este lunes se empieza a montar la ventanilla única que se habilitará en Sant Llorenç desde la que se tramitarán todas las ayudas "para que sean lo más adecuadas y la gente tenga que hacer los menos trámites posibles".

Sobre si la tragedia se podía haber evitado, Armengol ha recalcado que el episodio de lluvias torrenciales fue, según los datos disponibles, "una situación absolutamente extraordinaria", con hasta 220 litros por metro cuadrado. "Es una aberración lo que cayó en muy poco tiempo", ha subrayado.

La presidenta ha asegurado que "de todo se ha de aprender y de esta situación tan dura se ha de aprender" y ha insistido en que "la obsesión es encontrar a Arthur y después reconstruir la vidas de las personas e intentar volver a la normalidad cuanto antes posibles".

Sobre si se revisará el mapa de riesgo potencial de inundación que señala 11 zonas de Baleares donde residen unas 55.000 personas, Armengol ha dicho que "todo hay que analizarlo" pero ha lanzado un mensaje "de tranquilidad y seguridad a la población". "Lo ocurrido es una lluvia extraordinaria y una emergencia clarísima, esto no sucede nunca en nuestra tierra, pero todo lo que se tenga que analizar se hará desde todos los cuerpos técnicos que están dedicados a ello", ha añadido.

"Es la peor semana de mi vida creo", ha dicho Armengol, para quien "lo peor de esta tragedia son las 12 muertes y el niño desaparecido y lo mejor es la solidaridad de tanta gente".

Armengol ha agradecido el esfuerzo de los distintos cuerpos de seguridad y trabajadores de emergencias que en la primera noche rescataron a 200 personas y que no han dejado de trabajar desde entonces y a quienes se han desplazado a Mallorca para ayudar.

Además Armengol ha agradecido, en nombre de las familias, la solidaridad "de toda la gente voluntaria que ha actuado de manera ejemplar". "Se ha demostrado que somos una familia", ha asegurado. "La fuerza del pueblo mallorquín es envidiable", ha añadido la presidenta.