Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

TRANSPORTE

Gasolineras piden rebaja del céntimo sanitario porque va contra ciudadanos

La Asociación de Estaciones de Servicios de Baleares (AESBA) ha solicitado la retirada o rebaja cuantitativa del "mal llamado céntimo sanitario" que grava la gasolina y que "va en contra" de los ciudadanos de Baleares.

EFE | Palma de Mallorca | Actualizado el 18/07/2018 a las 12:04 horas

La Asociación de Estaciones de Servicios de Baleares (AESBA) ha solicitado la retirada o rebaja cuantitativa del "mal llamado céntimo sanitario" que grava la gasolina y que "va en contra" de los ciudadanos de Baleares.

Esta asociación considera que este gravamen supone un "coste añadido" a todo el tejido empresarial, lo que hace a las empresas de las islas "menos competitivas".

Además, recuerda que el conseller de Turismo y Deportes, Jaime Martínez, ha anunciado que el ejecutivo tiene "totalmente aparcado" la ecotasa ya que su política es "descargar de impuestos y tasas a los empresarios".

Por ello, esta asociación ha planteado la eliminación en las islas del céntimo sanitario y ha recordado que a partir de enero la Comunidad Foral de Navarra lo eliminará y la de Castilla-León la rebajará un 70 %.

El presidente de esta asociación, Jesús Salas, ha leído este miércoles un manifiesto en defensa del sector a las puertas de su asociación en Palma al que ha asistido la presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Carmen Planas.

Con ocasión del mismo, esta asociación ha criticado también la presencia de comercios "low cost" que dispensan gasolina, lo que es un "agravio comparativo" que se suma al de las cooperativas agrarias e hipermercados, a los que se les "facilita" la venta de carburante con leyes "expresamente dirigidas a ello".

La competencia, mantiene la AESBA, "no se incrementa permitiendo que unos puntos de venta disfruten de unas ventajas", mientras que otros comercios deben cumplir con unas obligaciones que "no pueden dejar de cumplir".

Esta situación, advierte esta asociación, provocará el cierre de numerosas pequeñas empresas en el archipiélago y que "el mercado quede en manos de grandes empresas y grandes superficies".