Lamentan que los alumnos sean "los sufridores" de las políticas

Cerca de 2.000 personas se manifiestan en Palma a favor de la educación pública

Así se ha manifestado el presidente de la Coapa en Baleares, Jaume Ribas, quien ha indicado que la manifestación ha sido convocada porque "no notamos respuesta" por parte del Govern ante sus peticiones. En este sentido, ha advertido de que el "descontento va creciendo" en la comunidad educativa, por lo que "seguiremos actuando hasta que nos escuchen".

ondacero.es

Baleares | 21.03.2013 00:00

Cerca de 2.000 personas se han manifestado en Palma este miércoles a favor de la educación publica, en contra de los recortes en este departamento y para exigir al Govern que escuche a la comunidad educativa puesto que, según dicen, los alumnos están siendo "los sufridores" de las políticas emprendidas por la administración.

Así se ha manifestado el presidente de la Coapa en Baleares, Jaume Ribas, quien ha indicado que la manifestación ha sido convocada porque "no notamos respuesta" por parte del Govern ante sus peticiones. En este sentido, ha advertido de que el "descontento va creciendo" en la comunidad educativa, por lo que "seguiremos actuando hasta que nos escuchen".

En la manifestación, que ha partido de Plaza España y concluía ante el Parlament, se han podido ver pancartas que con lemas como 'Salimos a la calle porque en la clase no cabemos', 'En defensa de la educación pública y el profesorado', 'Basta de corrupción' o 'Si hiciésemos política en las aulas nadie os votaría'. Además, han podido ver políticos como el portavoz de MÉS, Biel Barceló, el coordinador de EU en Baleares, Manel Carmona, la diputada socialista Conxa Obrador, o el presidente de Esquerra Republicana en Mallorca, Joan Lladó, entre otros.

En declaraciones a la prensa, el secretario general del STEI-i, Biel Caldentey, ha remarcado que este acto es para lanzar el mensaje a la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades de que "queremos negociar" y que no debe "aprovecharse" de la mayoría parlamentaria para adoptar medidas en educación "sin negociación".

Asimismo, ha anunciado que durante el mes de abril se iniciará un nuevo proceso en el que se realizarán asambleas en los centros educativos de manera que se asumirán las "propuestas" que éstos realicen y que irán "en la línea de combate".

Mientras, el portavoz de la Plataforma de Estudiantes, Albert Abad, ha lamentado no tener "ninguna respuesta" ante sus peticiones por parte de la Conselleria y ha remarcado que los estudiantes "sabemos lo que queremos".

La manifestación ha sido convocada en contra de "la austeridad y la represión" durante la segunda jornada de huelga de los docentes, que ha tenido un seguimiento del 33 por ciento según los sindicatos y del 16,6 por ciento según el Govern.

El acto ha sido organizado por el STEI-i, UGT, ANPE y CCOO, junto a la Confederación de Padres y Madres y la Plataforma de Estudiantes. Precisamente, ésta última ha pedido la dimisión del conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, y del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

Cabe recordar que en la última jornada de huelga, el pasado día 13, más de medio millar de personas, entre profesores, padres y madres y alumnos se concentraron frente a la Conselleria de Educación donde leyeron un comunicado en el que manifestaron su "rechazo y desacuerdo con la política represiva y de recortes que hace el Govern hacia la educación pública y el profesorado".

Según explicaron los sindicatos, la huelga de la semana pasada habría sido secundada por un total de 3.600 docentes de Primaria y Secundaria. Este dato contrasta con los del Govern, que cifró en un 23,2% el seguimiento de la huelga, de manera que en Mallorca participó un 25,1% de los docentes, un 14,8% en Menorca, un 19,1% en Ibiza y un 23,1% en Formentera.

Los convocantes de esta jornada consideran que el Govern y el Ejecutivo central no pretenden mejorar la educación pública, sino que está realizando "ataques directos contra la enseñanza y la libertad de expresión".   

"Este Gobierno no legisla por el consenso, sino que lo hace para una minoría que quiere que haya un conflicto permanente en el sistema público de educación", lamentó el portavoz del STEI, Biel Caldentey, que explicó el pasado lunes que existen "más de 70 motivos de protesta" dentro de la comunidad educativa.

Entre estos se encuentran la congelación salarial, el aumento de ratios, la disminución de la plantilla, el incremento del horario lectivo, así como los decretos de tratamiento de lenguas, de símbolos y de convivencia en las aulas, que, según lamentó, "no se han negociado ni con sindicatos, ni con ningún componente de la comunidad educativa", por lo que provocarán "conflictividad y tensiones".

Temas

LO MÁS