INCENDIO EN EL REAL SITIO

La Guardia Civil investiga a un vecino de Cangas de Onís por el incendio forestal en el monte de la Cruz de Priena de Covadonga.

Las investigaciones apuntan al origen intencionado del mismo

Enrique Carballeira

Infiesto | 17.03.2021 12:51

Imagen de archivo de la investigación
Imagen de archivo de la investigación | Guardia Civil

La Comandancia de la Guardia Civil de Gijón, culmina las investigaciones sobre el incendio originado frente al Santuario de Covadonga, procediendo a la toma de manifestación en calidad de investigado de un vecino de Cangas de Onís como supuesto autor del mismo.

El pasado día 15 de febrero, se producía un incendio frente al Santuario de Covadonga, entre Llerices y el monte de la Cruz de Priena que terminó afectando a 116 hectáreas de matorral y arbolado autóctono, 85 de ellas situadas en el interior del Parque Nacional de Picos de Europa, siendo necesario para su extinción varias dotaciones de Bomberos de Asturias y dos cooperativas forestales, llegando a poner en peligro varias viviendas de la zona baja del mismo, próximas a Covadonga.

Tras un mes de investigaciones, el Seprona de esta Comandancia de Gijón, en colaboración con la Brigada de Investigación de Incendios Forestales del Principado de Asturias (BRIPA) del Oriente y la Guardería del Parque Nacional de Picos de Europa, han podido determinar el origen intencionado del mismo, con varios puntos de inicio y cuya finalidad fue la regeneración de pastos.

Para el esclarecimiento de los hechos fue de vital importancia el aviso de un Guarda del Parque de los Picos, quien pudo visualizar desde un punto de vigilancia establecido cercano a las antenas de Següenco, cómo una persona iniciaba hasta cuatro puntos de fuego en una de las laderas del monte de la Cruz de Priena, pudiendo seguir sus movimientos a través de la luz proyectada con su linterna, y ver cómo abandonaba la zona en un vehículo, el cual no pudo ser identificado en un primer momento por la escasa visibilidad existente.

Cuando las patrullas de la Guardia Civil alertadas llegaron a la zona, realizaron una batida, localizando el vehículo del investigado en las proximidades de una estabulación cercana de la que es propietario, y cuyo ganado pasta habitualmente en la zona afectada por el incendio.

Si bien no se localizó a esta persona en esos momentos, del resto de la información recabada y de las inspecciones llevadas a cabo por el Equipo de Investigación de Incendios del Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón, se pudo determinar tanto la intencionalidad del incendio, como la identidad de su autor, un vecino de Cangas de Onís de 53 años de edad, al cual se le imputó un delito contra la seguridad colectiva- incendio forestal.

Dispositivo especial

Las diligencias fueron entregadas en la Fiscalía de Medio Ambiente del Principado de Asturias.

En Asturias, la Guardia Civil tiene establecido un dispositivo especial de prevención e investigación de incendios forestales que abarca el periodo comprendido entre el 15 de enero y el 30 de abril ya que es en estas fechas cuando hay mayor riesgo de incendios en el Principado.

En lo que va de año, se ha llevado a cabo la toma de manifestación en calidad de investigados de 7 personas en esta Comandancia de Gijón por considerarse causantes de 7 incendios en los municipios de: Llanes (2), Piloña (3), Laviana (1) y Cangas de Onís (1), afectando a un total de 183 hectáreas de terreno, y cuyo motivo es común en todos: la regeneración de pastos.

Temas