Premio para un artista asturiano

El director de orquesta ovetense Nacho de Paz, premiado por la SGAE

Es por la obra Lichtstrahl 1

Arturo Téllez

Oviedo | 15.03.2021 12:28

El director de orquesta ovetense Nacho de Paz, premiado por la SGAE
El director de orquesta ovetense Nacho de Paz, premiado por la SGAE | Luis Camacho/Archivo SGAE

El compositor y director de orquesta ovetense Nacho de Paz se ha alzado, por su obra Lichtstrahl 1 (en castellano, Haz de luz), con el primer premio Internacional de Composicion SGAE CullerArts para violín, convocado por la Sociedad General de Autores y Editores con el propósito de estimular la creación de nuevas composiciones para violín y reconocer la labor de sus creadores. En esa línea, la pieza ganadora será obra de obligado estudio e interpretación para todos los concursantes en la fase eliminatoria de la III edición del Concurso Internacional de Violín ‘CullerArts’, organizado por el Ayuntamiento de Cullera (Valencia). El certamen se celebrará el próximo mes de septiembre y en breve saldrá su convocatoria oficial. Además, el compositor Nacho de Paz formará parte del jurado del certamen y recibirá un premio en metálico dotado con 2000 euros.

Lichtstrahl 1 se impuso sobre las otras 36 obras presentadas al certamen con el respaldo de todo el jurado, integrado por Cecilia Bercovich (intérprete de violín y viola), Ferrer Ferrán (compositor, director de orquesta y miembro del Consejo Territorial de la SGAE de la Comunidad Valenciana) y Cristóbal Soler (director artístico y musical de ‘CullerArts’).

Para de Paz, este galardón ha supuesto un “gran estímulo para seguir componiendo. Estoy muy contento. Por otro lado, soy consciente de que los participantes en el concurso de violín en el que se interpretará mi pieza tienen todos los años un nivel altísimo y eso supone un enorme aliciente para cualquier compositor”, explica. La obra Lichtstrahl 1 tiene su origen en el periodo de restricciones sanitarias provocadas por la pandemia de la covid-19 y fue escrita en otoño de 2020 en Viena (Austria), donde Nacho de Paz se encontraba preparando los ensayos para participar en el prestigioso festival de música contemporánea Wien Modern. Así, en medio de “esta extraña situación”, apunta, tras siete meses de cancelaciones y confinamiento, el compositor se lanzó a escribir la obra. “Había leído en internet la noticia de la convocatoria del concurso y, de repente, entre ensayo y ensayo, me encontré componiendo una pieza para violín, de forma muy rápida e impulsiva, con mucha ilusión”.

Nacho de Paz ha centrado su trabajo en la dirección de orquesta, como principal director invitado del ensemble de música contemporánea vienés PHACE y en sus múltiples colaboraciones con numerosas orquestas nacionales e internacionales.