INICIATIVAS SOCIALES

La Asociación El Patiu finaliza el proyecto “Llume” de acogida para transeúntes y personas en situación de emergencia

El número total de usuarios ascendió a 30 personas, 28 hombres y 2 mujeres

Enrique Carballeira

Infiesto | 02.05.2021 10:26

Persona sin hogar
Persona sin hogar | PALENCIA

La Asociación llanisca El Patiu clausuró este viernes 30 de abril su más reciente proyecto, “Llume”, una casa de acogida para transeúntes, personas sin techo y personas en situación de emergencia situada en la casa parroquial de Poo de Llanes.

La creación de este programa surgió el pasado mes de noviembre de 2020, a raíz del decreto del estado de alarma para frenar los contagios por Covid-19, y la consiguiente falta de espacios de alojamiento para personas sin techo en la zona oriental de Asturias.

Llume nació con el firme propósito de incorporar un recurso de emergencia a las personas sin hogar, reforzando las medidas sociales para atender a las personas más vulnerables, especialmente en una época fría como el invierno. Además de proporcionar techo y comida en condiciones dignas, la casa de acogida incluyó los servicios de transporte, aseo personal, lavandería, consigna y ocio, todo ello en un marco de especial atención a la limpieza y desinfección de las instalaciones, algo esencial en tiempos de pandemia.

Por otra parte, el equipo humano del programa propiciaba un espacio de escucha de índole más asistencial, que perseguía el reconocimiento que las personas sin hogar merecen, iniciando, siempre que fuera posible, un proceso de intervención cuyo objetivo final es lograr la reinserción en la sociedad.

El proyecto de la casa de acogida Llume ha contado con el apoyo económico del Ayuntamiento de Llanes, además de la colaboración de Cáritas, Diócesis de Oviedo, Cruz Roja, Centro Don Orione de Posada, Protección Civil Llanes y los Servicios Sociales municipales, siendo también valorado por el Equipo Territorial del Área VI, dependiente de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar.

Cifras de usuarios

Desde la apertura de la casa de acogida el pasado 14 de diciembre de 2020, el número total de usuarios ascendió a 30 personas, de los cuales 28 fueron hombres y 2 mujeres. La cifra total de pernoctas ha sido de 472 a lo largo de los 134 días de apertura, ya que el servicio cerró únicamente los días 31 de diciembre y 1 de enero.

De esas 30 personas que acudieron al recurso, tan solo 4 permanecieron en la casa de acogida durante solo una noche; el resto de usuarios/as se hospedó de forma recurrente a lo largo del transcurso del proyecto. Por edades, se hospedaron personas desde los 19 a los 81 años, siendo la edad media de 54 años, exceptuando una menor de 6 años.