Solidaridad

La importancia de la comunicación para las personas con sordoceguera

La piscina Ángel Santamaría del colegio Liceo Europa de Zaragoza acoge un reto solidario. José Luis Gil y Luis Redondo van a nadar 12 horas de forma ininterrumpida para dar visibilidad al trabajo que llevan a cabo en la Asociación de Padres y Amigos de Personas con Sordoceguera de Aragón.

Lourdes Funes

Zaragoza | 03.06.2022 11:53

Con el objetivo de dar visibilidad a las personas con sordoceguera y el trabajo que desarrollan desde entidades como APASCIDE Aragón, José Luis Gil y Luis Redondo nadan durante 12 horas ininterrumpidas. Y es que, como le contó José Luis a Guillermo Coscolla el agua tiene muchos beneficios porque es fuente de estímulos y sensaciones y les ayudan en su crecimiento personal.

Mª Jesús Morales, presidenta de la Asociación de Padres y Amigos de Personas con Sordoceguera (APASCIDE) tiene un hijo de 37 años que es sordociego desde que nació y estuvo en la incubadora. En aquel momento, explica, no existía una red de apoyo que les orientara porque la sordoceguera siempre ha estado bajo el paraguas de otras discapacidades.

Por ese motivo decidió crear la asociación, primero en el ámbito regional y después nacional. Morales cuenta cómo hay que trabajar en la comunicación porque es lo que te abre las puertas a todo y te permite no estar aislado. De ahí que las personas con sordoceguera han de ir siempre acompañados para que les trasmitan lo que sucede en su entorno.

Jorge, el hijo de Mª Jesús, es el ejemplo de que las personas con sordoceguera son capaces de hacer todo lo que se propongan. Jorge ha participado en varios triatlones y pruebas deportivas que le ayudan a superarse día a día.