Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LOS ANIMALES INICIARON LA MARCHA MIENTRAS EL PASTOR DORMÍA

Un rebaño de un millar de ovejas irrumpe por sorpresa en casco urbano de Huesca

Un rebaño de ovejas esperaba en las inmediaciones de la ciudad para entrar en Huesca en torno a las 7:00 de la mañana, pero los animales emprendieron el camino por una avenida de la ciudad casi tres horas antes, mientras el pastor que las cuidaba se encontraba durmiendo. Finalmente la Policía Local consiguió reconducir al rebaño de 1.300 cabezas para atravesar la población a la hora acordada.

EFE | Madrid | 07/06/2016

Un rebaño de ovejas por las calles de Huesca

Un rebaño de ovejas por las calles de Huesca / Policía Local Huesca

Un rebaño de más de mil ovejas ha irrumpido por sorpresa esta madrugada en el casco urbano de Huesca y se ha paseado por una avenida de la ciudad hasta que la Policía Local ha conseguido reconducirlas hasta el lugar del que se habían escapado sin que el pastor se diera cuenta.

Según han informado fuentes municipales, el rebaño esperaba en las inmediaciones de la ciudad hasta las 7:00 horas de la mañana para dirigirse a los pastos del Pirineo, donde el pastor llevaba a las reses para pasar el verano. Las fuentes citadas han explicado que mientras dormía, el pastor no se apercibió de que las ovejas iniciaban la marcha en dirección al centro urbano, por donde discurre la cañada real que atraviesan los rebaños trashumantes.

Sobre las 4:30 horas de la madrugada, la Policía Local era informada a través del servicio del 112 de la situación y daban los primeros pasos para controlar al ganado y localizar al pastor, que continuaba dormido.

Finalmente, el rebaño, formado por unas 1.300 ovejas, ha sido reconducido por los agentes y el propio pastor hasta el lugar del que habían partido para esperar a la hora pactada para el paso. El ganado ha atravesado finalmente la ciudad sobre las 07.00 horas de la mañana, con el apoyo de la Policía Local de Huesca.