CONTINÚAN LAS INFRACCIONES

La Policía desaloja y precinta un bar en el barrio de Nervión

En su interior se reunían 12 personas, a puerta cerrada y fuera del horario máximo permitido. Una vez desalojado el local, quedó precintado por la Policía Local

Juancho Fontán

Sevilla | 10.02.2021 08:31 (Publicado 10.02.2021 08:38)

Agente de la Policía Local precinta un local de Sevilla
Agente de la Policía Local precinta un local de Sevilla | Europa Press

Agentes de la Policía Local de Sevilla han desalojado y precintado en la tarde de este martes un bar en la avenida Luis Montoto de la capital, en el barrio de Nervión.

Sobre las 19,15 horas, varios avisos en el 092, teléfono de emergencias de la Policía Local en Sevilla, alertaban sobre un bar que estaba funcionando, a puertas cerradas, fuera del horario máximo permitido.

Agentes de paisano se personaron en el lugar y pudieron comprobar como, a pesar de tener las puertas cerradas y los cristales tapados, en el interior se podían escuchar ruidos de actividad. Con el apoyo de patrullas uniformadas accedieron al interior del local, donde pudieron contabilizar a 12 personas, nueve de ellas clientes que estaban consumiendo bebidas alcohólicas y fumando tabaco en cachimbas, sin respetar las medidas establecidas por las autoridades sanitarias para contener la propagación de la pandemia.

Mientras los agentes de Policía Local procedían a la inspección de la documentación y a la incoación de los correspondientes expedientes sancionadores, una dotación de Bomberos inspeccionaba, a requerimiento de Policía Local, las condiciones de seguridad del establecimiento.

Fruto de esta inspección se detectaron numerosas infracciones en cuanto a las medidas de seguridad por riesgo evidente de incendio, especialmente en un cuartillo dónde se preparaban las cachimbas y donde existían electrodomésticos conectados sobrecargando la deficiente instalación eléctrica.

Además de las deficiencias en cuanto a las condiciones de seguridad, Policía Local denunció las infracciones por incumplimiento del horario de cierre, por permitir el consumo de tabaco en el interior, por incumplir las medidas covid-19 y por tener las puertas de salida de emergencias bloqueadas. Por tal motivo, una vez desalojado, el local quedó precintado por la Policía Local.

LO MÁS