El suceso ocurrió en Marbella al término del partido entre el Pablo Picasso y Juventud Fuengirola

Un árbitro salva la vida a una jugadora que se desplomó inconsciente

La tensión, nervios y miedo que se vivieron al concluir el encuentro entre Pablo Picasso y Juventud de Fuengirola se tornaron en alivio gracias a la rápida intervención del árbitro.

Julio Rodríguez

Marbella | 22.11.2021 14:58

El pasado sábado, con media hora de retraso, comenzó el partido correspondiente a la novena jornada de la Liga Andaluza sénior femenina en el campo Arroyo Primero de Marbella. Todo transcurrió sin sobresaltos en un duelo que finalizó con victoria local por 9-0. A la conclusión, el técnico visitante, Alberto Pacheco, reúne a sus futbolistas para una charla sobre el césped. En ese momento, la jugadora de 20 años Verónica Portillo se levanta comunicando que se encuentra mal y tras dar unos pasos cae desplomada en el campo.

El ‘shock’ de ver inerte a la joven provoca una situación general de angustia. Todos en el entorno tratan de ayudar hasta que el árbitro del choque, Daniel Gómez Pascual, asiste a Verónica mientras esperaban a la ambulancia.

El colegiado le colocó la lengua y la puso en posición de seguridad hasta que llegaron los servicios de emergencia. "Tenía dos opciones: actuaba rápido o se iba. Pensé que tenía que abrirle la mandíbula para sacarle la lengua. Soy bajito y con poca fuerza pero lo conseguí. No le escuchaba el pulso, iba a pedir ya el desfibrilador, pero vino la ambulancia, la pincharon y volvió en sí. Me pasaron cinco minutos como una hora”, comentó en Onda Deportiva Marbella.

Según la opinión de los médicos de la ambulancia se trató de un infarto. Verónica fue trasladada al hospital Costa del Sol de Marbella donde permanece en observación, fuera de peligro, sometiéndose a pruebas para hallar las causas de su desvanecimiento y afrontar su recuperación. No es la primera vez que la jugadora sufre un desmayo en un partido.