Restauración de la emblemática escultura

La Venus de Marbella volverá a estar junto del mar

El verano se ha visto marcado por una gran ausencia. La Venus de Marbella no está en su localización habitual, la Glorieta de la Fontanilla. El pasado miércoles, el ayuntamiento desmontaba y trasladaba la estatua para someterla a una minuciosa restauración, previa a su traslado definitivo al espigón redondo de la Playa de El Faro. La estatua vuelve a estar junto al mar.

Redacción

Marbella | 04.08.2021 13:46

La escultura de Francisco López Burgos no siempre ha estado en el lugar dónde la recordamos. Antes se situaba en la playa a la que daba nombre. Debido a que ahora no hay espigón en aquel lugar, se le ha buscado un nuevo emplazamiento, con idea de darle mayor visibilidad y cercanía al mar. Ese lugar será el espigón circular de la rada de El Faro.

El mar, el salitre y las condiciones meteorológicas han contribuido al deterioro de la emblemática figura. Por ello, cincuenta años después de su realización es necesaria someterla a una renovación. Los trabajos los realizará una empresa especializada de acuerdo a los criterios de los técnicos de la delegación municipal de Servicios Operativos, con un plazo de ejecución de un mes.

Paco Moyano, Cronista Oficial de Marbella narra hoy la historia de la Venus. Confiesa su simpatía con el hecho de que la escultura vuelva a estar a ojos de todos y no en un lugar en el que pasaba desapercibida. Siempre esperanzado en que la nueva localización sea la definitiva, para volver a disfrutar de uno de los símbolos más representativos de Marbella.