Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Pone en marcha una herramienta para el cribado de pacientes

El Regional atiende a más de 3.900 pacientes en el circuito de riesgo biológico de Urgencias

El servicio de urgencias del Hospital Regional Universitario de Málaga ha atendido a más de 3.900 pacientes en el Circuito de Riesgo Biológico desde el inicio de la pandemia de COVID-19. Del total de atenciones por sospecha de coronavirus, sólo ha sido necesario ingresar en hospitalización o en UCI al 12,5 por ciento de las personas que atendieron.

Europa Press
 |  Málaga | 24/06/2020
Fachada del Hospital Regional de Málaga

Fachada del Hospital Regional de Málaga / Google Maps

La dirección del centro decidió, a primeros de marzo, reunificar el servicio de urgencias de adultos en el Hospital General para concentrar todas las atenciones urgentes en este centro, donde se había establecido un circuito diferenciado con todas las medidas de seguridad tanto para pacientes como para profesionales. Todas las personas que ingresaron en hospitalización desde este servicio con sintomatología compatible con coronavirus --cerca de 500-- fueron atendidos en el circuito diferenciado de Riesgo Biológico, en cuyo interior son de obligado cumplimiento unas estrictas normas de prevención de riesgo de infección, han informado desde la Junta en un comunicado.

Los profesionales que han trabajado entre marzo y mayo en esta unidad, más de 240 de todas las categorías, se dividían en turnos para trabajar tanto en el circuito de Urgencias convencionales como en el de sospechas de COVID-19.

Los profesionales del circuito de Riesgo Biológico descansaban cada dos o tres horas en un espacio especialmente habilitado para ellos y eran relevados por otros que suplían su labor en el interior del servicio --Consultas, Observación y Críticos--.

Para el cambio de turno, se accedía a través de una esclusa en la que profesionales del área de enfermería proporcionaban una vigilancia estrecha para la puesta y posterior retirada de los distintos equipos de protección individual (EPI), imprescindibles para entrar con garantías de seguridad al interior del mismo.

Para continuar la obra de ampliación y remodelación de las Urgencias, el centro decidió separar las urgencias convencionales de las de Riesgo Biológico, por lo que todos los casos urgentes no relacionados con coronavirus se atendieron en el pabellón A, donde se han establecido las áreas de atención urgente que establece el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias (PAUE): clasificación, consultas, Observación y zona de Críticos.

Desde el traslado de estas urgencias generales el pasado 13 de mayo se han atendido en el interior de las mismas a más de 9.000 pacientes, mientras que en las de Riesgo Biológico se ha atendido desde entonces a unos 800 pacientes, de los que unos 120 han requerido ingreso (15 por ciento) y 20 de ellos por sospecha de COVID (2,5 por ciento).

Además, dado que la cifra de ingresos por COVID-19 ha disminuido considerablemente, todos los casos relacionados con infecciones se atienden desde el 19 de junio en el pabellón B, donde se ha delimitado el área de atención a los pacientes con sospecha de COVID, en un área específica de este circuito y se establecen medidas de aislamiento especiales para mantener la seguridad de los pacientes y los profesionales.

En este sentido, el triaje avanzado, ubicado en el pabellón A, sigue ejerciendo un papel fundamental para que los pacientes que presenten sintomatología compatible con virus respiratorios sean aislados con el fin de evitar el contacto con los profesionales o con pacientes que presenten otro tipo de infección.

La jefa de servicio en funciones de Urgencias en el Hospital Regional de Málaga, Eva María Fragero, ha explicado que la labor de los profesionales del Servicio de Urgencias ha sido muy importante, prestando asistencia tanto a pacientes sospecha COVID con síntomas graves, a los que tras la atención inicial y estabilización se procede a ingresar, como a pacientes con cuadros moderados y leves sin factores de riesgo --en torno al 47 por ciento de los pacientes atendidos en el circuito riesgo biológico--, a los que se ha dado de alta con tratamiento domiciliario, ofreciéndoles toda la información acerca de su proceso y las recomendaciones de asilamiento y medidas higiénicas.

"Además se ha realizado un trabajo de revisión continua de la producción científica y actualización de protocolos, entrenamiento en diversas técnicas y situaciones con los EPI, participación en ensayos clínicos como por ejemplo el Solidarity (OMS) o el estudio de presentaciones Atípicas Covid (trabajo multicéntrico nacional del grupo de infecciones Infurg_Semes formando parte de la red de investigación SIESTA)", ha añadido.

Escala REMA

El servicio de Urgencias del Hospital Regional de Málaga ha puesto en marcha una herramienta que perfecciona el cribado inicial de pacientes y que está compuesta por siete preguntas que formula el profesional del triaje avanzado.

Denominada REMA-Covid (Regional de Málaga-Covid), ha sido diseñada por un grupo de profesionales del Servicio de Urgencias y tiene en cuenta exclusivamente criterios clínicos, asignándole una puntuación a los síntomas más prevalentes de la enfermedad COVID-19.

Dicha puntuación depende de la importancia que se atribuyen en las recientes publicaciones a las distintas manifestaciones clínicas de presentación de COVID-19, dándole mayor puntuación a los más prevalentes. También se valora el criterio epidemiológico y de Salud Pública, así como que ya un médico haya valorado el caso y lo derive a Urgencias como sospecha o caso en investigación COVID-19.

La escala se aplica cuando un paciente acude a Urgencias por un motivo de consulta susceptible, el enfermero de triaje avanzado puede dirigirlo como caso en investigación al circuito diferenciado de riesgo biológico (CRB), donde se realizará la valoración clínica completa y las pruebas que se indiquen oportunas para completar el diagnóstico.