Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El Málaga se despide con derrota en el Nou Camp

4 - 1: Fin a una etapa

Manuel Pellegrini y muchos de los jugadores que han formado parte de su proyecto, pusieron punto final a la más brillante etapa del fútbol malagueño en toda su historia. La incertidumbre preside el presente y futuro cercano de la entidad.

ondacero.es | Málaga
| 01/06/2013

El Málaga acusó la conclusión de una era, la dirigida por Manuel Pellegrini. Con la clasificación para la Europa League certificada, el chileno oficializó durante las últimas jornadas lo que era un secreto a voces; su marcha del club y, a falta de confirmación, su incorporación al Manchester City. Con esta noticia llega encadenada la de un número importante de componentes de la actual plantilla que, bien porque finalicen contrato bien porque no se le quiera mantener su contrato, dejarán el equipo. Durante esta semana se espera que desde la propiedad se aclare la situación cuanto antes, sobre todo por la inminente puesta a la venta de los abonos para la próxima temporada y las enormes dudas que maneja la afición, situación que acarreará una disminución en la masa social con respecto a esta temporada.

En cuanto al partido, el Barcelona se aprovechó muy pronto de la falta de intensidad que mostraron los malaguistas desde el comienzo. Villa, en el minuto 3, logró el primero a pase de Pedro al que Eliseu habilitó para que no incurriera en fuera de juego. Cesc, en el 13, tras un par de paredes en la frontal del área, estableció el segundo. Montoya, en el 15 con un fuerte derechazo desde fuera del área, estableció el tercero. La goleada era algo que se temía en ese momento sin que el Barcelona se estuviera empleando a fondo ni mucho menos.

Decreció el empuje del Baça junto a una leve mejoría malaguista. Julio Baptista y Santa Cruz intentaron batir a Pinto pero sus disparos se marcharon fuera por poco.

En la segunda mitad el encuentro se caracterizó por un toma y daca y la verticalidad hacia ambas porterias. Pedro Morales, sustituto en el comienzo del segundo periodo de Santa Cruz, dio más claridad al equipo y de sus botas surgió la jugada en la que Baptista estuvo a punto de marcar pero en el rechace el conjunto catalán organizó una contra que finalizo con el cuarto gol obra de Iniesta.

Pedro Morales, que ya pudo perforar el marco contrario, logró el tanto malaguista en el min. 56 y que pudo ser aumentado por las ocasiones que no materializaron Julio Baptista y el propio chileno ante el cancerbero Pinto cuyo nombre fue coreado por la afición local.

Abidal, con su salida al terreno de juego, fue vitoreado por la grada en su adiós del Barcelona, vítores que no escucharon Pellegrini y los suyos en su última tarde como malaguistas.