Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Tras la subasta de la Junta de Andalucía

Correos y el Palacio de la Tinta ya tienen nuevos propietarios

Dos edificios emblemáticos de la ciudad tienen desde hoy nuevos propietarios: se trata del Palacio de la Tinta y del edificio de Correos. Ambos forman parte del catálogo de propiedades que esta mañana han sido subastadas por la Junta de Andalucía.

La empresa Nitsba Spain, propiedad del magnate israelí Haim Tsuff, se queda el edificio de Correos, en avenida Andalucía, por un montante total de 23.555.180 euros; el Palacio de la Tinta ha sido adjudicado por 21 millones, ocho millones más de precio de salida, a la empresa Cinara Properties, tras la que está el grupo hotelero Hotusa.

Daniel Villalba
  Málaga | 02/12/2019
Edificio de Correos Málaga

Edificio de Correos Málaga / cimaverticales.com

La sede de la Consejería de Hacienda ha acogido a primera hora de la mañana de este lunes, en Sevilla, la subasta de un total de 22 inmuebles propiedad de la Junta, tasados en un total de 47 millones de euros. En el caso de los malagueños, el edificio junto al puente de Tetuán y la Alameda Principal pasa así a ser propiedad de ese empresario israelí, único en pujar de hecho por el que fuese sede central de Correos en la capital hasta hace una década.

Tsuff pagará más de 23 millones y medio por esa edificación, cuya calificación urbanística actual limita bastante sus posibilidades de uso: ahora mismo, se califica como inmueble de servicio de interés público y social, de modo que debería ser modificado previa compensación al Ayuntamiento, de querer emplearlo para otro uso que no sea el mencionado.

En el caso del Palacio de la Tinta, en Paseo de Reding, actualmente ocupado por despachos del departamento autonómico de medio ambiente, han sido hasta nueve los que han pujado por hacerse con él. Su actual calificación permite destinarlo a hotel o viviendas y, tras salir a un precio inicial de 12,5 millones de euros, ha sido adjudicado por 21. La nueva propietaria, la empresa Cinara Properties, tras la que está el grupo hotelero Hotusa, cadena cuenta con más de un centenar de establecimientos en España y otros países.