Novedades para el tratamiento de adicciones

Triora MonteAlminara abre una casa terapéutica en Málaga

El pasado 2 de julio, el Centro de Tratamiento de Adicciones Triora MonteAlminara abrió en el centro de Málaga una casa terapéutica con el objetivo de completar el proceso de asistencia a aquellos pacientes que han superado el programa de ingreso en clínica y necesitan de un periodo de transición y adaptación social en un entorno tutelado.

Redacción

Málaga | 03.07.2020 13:15 (Publicado 03.07.2020 12:50)

Casa Terapéutica Triora MonteAlminara en Málaga
Casa Terapéutica Triora MonteAlminara en Málaga | Triara MonteAlminara

Este nuevo espacio amplía y completa la dotación asistencial de Triora MonteAlminara en Málaga para la recuperación de personas con problemas de adicciones mayores de 18 años, permitiéndoles seguir con el programa de recuperación en un entorno libre de sustancias.

Además, este servicio también está disponible para pacientes que han sido tratados en otras clínicas de rehabilitación diferentes a Triora y que, tras un proceso personalizado de admisión, el equipo médico valore apto para su alojamiento en la casa terapéutica.

Con la apertura de la nueva casa terapéutica, Triora MonteAlminara reúne en Málaga todos los establecimientos necesarios para cubrir todo el proceso de tratamiento de una persona con problemas de adicción. Desde el ingreso, desintoxicación y tratamiento en clínica, al seguimiento ambulatorio en la capital y, ahora, la casa terapéutica, tras salir del centro, todo bajo el estricto control y seguimiento del equipo experto de médicos y terapeutas.

Las casas terapéuticas son un paso intermedio para facilitar la transición de estar en un ambiente controlado, con pautas y hábitos claros, a la vida cotidiana en la que, en ocasiones, puede aumentar el número de recaídas, sobre todo si los viejos hábitos o los riesgos están muy presentes”, ha afirmado la directora de Triora MonteAlminara, Nuria García.

La casa terapéutica facilita a las personas que hayan sufrido adicciones la posibilidad de continuar con su tratamiento de manera ambulatoria en un ambiente diferente a la clínica y con todas las medidas de control y seguimiento. Además, durante su estancia en la casa, los pacientes pueden realizar tareas de una forma autónoma y asumir responsabilidades mientras asisten a las sesiones grupales e individuales con terapeutas y psicólogos, y mantienen una serie de rutinas para favorecer la recuperación. Los residentes tienen a su disposición tres habitaciones dobles, sala de estar común, cuarto de baño y una cocina totalmente equipada donde pueden disfrutar de una estancia cómoda en un ambiente relajado.

LO MÁS