Susana de la Riva, portavoz de TINSA

"Esta crisis no tiene nada que ver con la de 2008 y el sector inmobiliario no debería resentirse del mismo modo que entonces"

El precio medio de la vivienda nueva y usada en España aumentó un 1,9 % en enero en comparación con el mes anterior, lo que deja la variación interanual en el primer mes del año en un incremento del 0,7 %, según la estadística Tinsa IMIE General y Grandes Mercados publicada la pasada semana. Los incrementos más notables en el último mes en el precio medio de la vivienda nueva y usada se localizan en la costa mediterránea (+5,5 % desde diciembre) y en las áreas metropolitanas (+2,6 %). La mejora de los precios medios en todos los grupos durante enero ha reducido a un 0,2 % la depreciación sufrida por el índice general desde el inicio de la crisis sanitaria en marzo de 2020. Charlamos con Susana de la Riva, portavoz de TINSA, y analizamos la coyuntura actual en Málaga con Nuria Triguero (Diario SUR).

Daniel Villalba

Málaga | 08.02.2021 12:58 (Publicado 08.02.2021 13:03)

El mayor descenso acumulado en los nueve meses de pandemia se mantiene en las islas, donde el valor medio es un 5,3 % inferior al de marzo del año pasado. También la costa mediterránea (-1,7 %) y las áreas metropolitanas (-1,4 %) mantienen en este periodo poscovid un descenso superior a la media nacional. Por el contrario, el índice de las capitales y grandes ciudades (+0,6 % desde marzo) y sobre todo el de las localidades de interior y costa atlántica agrupadas en el grupo ‘Resto de municipios’ (+1,7 %) muestran valores medios superiores a los del inicio de la crisis sanitaria.

Esto precios contrastan con el balance de 2020 relativo a las venta de viviendas en España que cayeron el pasado ejercicio un 8% mientras que los del alquiler descendieron, de media, un 18,47%, según un informe publicado por la firma Casafari, que también analiza diversos municipios de Málaga. En el caso la capital, el estudio refleja caídas generalizadas por zonas, que llegan a ser de entre el 12% y13,5% en el Centro, Este o Cruz de Humilladero, con precios de más de 2.700 euros por metro cuadrado en los dos primeros casos. El stock de viviendas en venta se ha duplicado de largo en muchas zonas de la ciudad. Mientras, los precios del alquiler en Málaga bajaron también de forma generalizada, con picos del 13% y 14% en el Centro o la Carretera de Cádiz.

El stock de viviendas en alquiler se triplicó en ciertos distritos de la capital. Benalmádena experimentó una caída del precio medio de venta de las viviendas de una habitación y un incremento en los inmuebles de dos y tres habitaciones, y aumentó su stock más de un 100%. En cuanto a los alquileres, también sufrió una caída de precios medios y un aumento de la oferta de viviendas disponibles superior al 300%. En Estepona hubo un aumento general en los precios de venta de entre el 4% y el 12% y unos incrementos de stock de alrededor del 100%. Por el contrario, en el alquiler bajaron los precios y la oferta de inmuebles creció más de un 140%. En Marbella, el pasado año, solo cayó el precio de venta de las viviendas de una habitación, ya que los inmuebles de dos y tres habitaciones tuvieron aumentos. Además, se experimentó un crecimiento de cerca del 100% del stock de propiedades. En el mercado del alquiler se produjo un descenso generalizado de los precios y un incremento de la oferta de viviendas superior al 100%.Torremolinos experimentó una caída del precio medio de venta de las viviendas de uno y tres dormitorios, y un incremento de los inmuebles de dos dormitorios. Además, la oferta de propiedades en venta creció entre un 70% y un 120%.

Por otro lado, el precio medio del alquiler también descendió y el stock de viviendas creció más de un 180%. Así las cosas, el mercado inmobiliario vive con expectación ante las medidas que promueve el Gobierno, entre otros el Real Decreto Antidesahucios que prevé aprobar el Ejecutivo antes de final de año. Según los expertos, la nueva normativa podría aumentar la ocupación ilegal y reducir el stock de vivienda en alquiler. Desde la Asociación de Propietarios de Vivienda en Alquiler (Asval) advierten que el citado Real Decreto puede generar un efecto llamada a la ocupación ilegal además de perjudicar a los colectivos con menores recursos, ya que habrá menos oferta de vivienda, será más cara y los propietarios priorizarán a los inquilinos más solventes.

LO MÁS