Hablamos con la responsable del área de comercio, Elisa Pérez de Siles

Los comerciantes asumen la realidad del cierre y el Ayuntamiento apuesta por la apertura más domingos

Vivimos las primeras horas de cierre de lo no esencial en la capital, en el marco de una medida que se extenderá a lo largo de los próximos 14 días, atendiendo a la normativa vigente y una vez Málaga supo haber superado la tasa establecida de casos por cada 100.000 habitantes. Esos 1.008 casos computados en el último repaso a la estadística nos deja persianas bajadas en bares, restaurantes y comercio en general.

Sea como fuere, parece clara la merma para la actividad de miles de malagueños, que no pueden hoy acudir a su puesto de trabajo con normalidad, y son muchas las pequeñas empresas (familiares en muchos casos) que se tienen que quedar a cero desde hoy, y al menos durante 14 días. Hablamos con la responsable del área de comercio en el Ayuntamiento de Málaga, Elisa Pérez de Siles, y escuchamos los argumentos de la presidenta de los comerciantes del Centro Histórico, Juanibel Vera. Nuestro habitual tiempo de analisis, hoy con Antonio Ismael, periodista de Canal Málaga.

Daniel Villalba

Málaga | 03.02.2021 13:05

Desde la Cámara de Comercio, sostienen que las nuevas restricciones provocarán un aumento importante de los ERTE y el cierre definitivo de muchas empresas que estaban esperando una mejoría durante el mes de febrero. Por ello, piden a la Junta de Andalucía que revise los datos de forma semanal para que el daño económico sea el menor posible. Los comerciantes del centro histórico, uno de los colectivos más golpeados en estos meses ya que la afluencia a esa zona bajó notablemente hace casi un año, asumen con resignación el nuevo golpe.

Para tratar de rebatir las objeciones tradicionales por parte de los sindicatos, entre otros, respecto a la incidencia que una mayor apertura tendrá sobre los pequeños negocios, el Ayuntamiento de Málaga reitera que la crisis sanitaria se deja notar por igual sobre las grandes superficies y los negocios más pequeños y que es precisamente ahora cuando hay que apostar por “abrir la mano” para permitir un desahogo económico al comercio. Eso obviamente teniendo oportunidad para las apertura, porque recordemos que, en el caso de Málaga capital, ayer a las seis de la tarde, el comercio bajó la persiana y no podrá abrirla hasta dentro de catorce días.

LO MÁS